Las hortalizas y las frutas que solamente participan en mínima parte en el aporte energético de una alimentación equilibrada son herramientas que garantizan el suministro de minerales, fibras y vitaminas; además de sus notables aportes en vitamina C, vitaminas del grupo B y minerales como el hierro y el potasio.

El consumo de vegetales en la dieta balanceada diaria son necesarias por su aporte de fibra, en algunas culturas existe una tendencia al consumo de cereales sin refinados y de leguminosas secas y un marcado interés por incluir en los menús más hortalizas y frutas, por los múltiples beneficios que aportan a la Salud.

Anuncios
Anuncios

Especialistas en nutrición afirman que existen grandes diferencias entre las especies de fruta o de hortalizas. Estas distinciones están relacionadas con elementos como la madurez, el tiempo de conservación y el modo de preparación. Las frutas y las hortalizas poseen siempre innumerables cualidades y son frecuentemente recomendadas en las consultas médicas para contribuir a la sanación de diferentes enfermedades, se han convertido en buenas herramientas de asimilación y eliminación, por lo cual los nutricionistas recomiendan incluirlas en el menú diario.

Al recurrir al mayor número posible de ellas, se adicionan cualidades no siempre idénticas.

Algunas hortalizas o verduras constituyen raíces, como la zanahoria, nabo, rábano y la remolacha; mientras otras son bulbos como las cebollas, puerros e hinojos. La col, la espinaca y la lechuga son hortalizas que son hojas; además de inflorescencias como la coliflor, botones como la alcachofa, frutas como el tomate, pepino, calabacín y la habichuela verde. Entre las hortalizas o verduras que son granos verdes se encuentran las habas, el guisante y el frijol.

Anuncios

Vegetales que aportan vitamina C

Sin embargo, no todas las hortalizas son buenas fuentes de vitamina C, por ejemplo, la endibia, la alcachofa, el tupinambo y los champiñones no están bien provistos, porque se calcula que el contenido de estas vitamina es de 1 a 5 mg por 100 mg, sin embargo, esta falla se puede remediar agregando hierbas y perejil finamente picado o jugo de limón. Investigaciones científicas revelan que la vitamina C se elabora en las células clorofílicas, mientras las hortalizas de más color casi siempre son las mejores. El color de una hortaliza generalmente es un buen indicio.

Hábitos alimenticios son diferentes en cada región

La vitamina C se elabora en las células clorofílicas y las hortalizas de más color, casi siempre son las mejores, mientras en una hortaliza las partes más coloreadas contienen más vitamina C que las otras. Además, existen diferencias a veces considerables de una cosecha a la otra y también de un clima a otro, por este motivo las costumbres dietéticas son diferentes en cada país.

Haz clic para leer más