Los casos de pacientes contagiados con sarampión en Estados Unidos siguen en aumento, de acuerdo a informaciones emitidas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC, institución que reportó 704 pacientes contagiados durante el 2019, el mayor número de casos registrados desde 1994. Hasta ahora, no se han registrado fallecimientos por esta enfermedad, sin embargo, 66 personas contagiadas debieron ser hospitalizadas y se han reportado enfermos contagiados en 22 estados.

La CDC de Atlanta reportó 13 brotes específicos, de los cuales seis están asociados a comunidades que han sido poco inmunizadas, donde se han reportado el 88% del total de casos. Para atender esta enfermedad, los CDC recomiendan la vacunación para todos los ciudadanos mayores de un año de edad, sin embargo, advierten que se pueden exceptuar a quienes han contraído la enfermedad de sarampión durante su infancia y, desde entonces, se han vuelto inmunes.

Convocan a la población a vacunarse

Ante este brote de sarampión, los CDC informaron que, al menos, tres cuartas partes de los casos de sarampión se han registrado en personas no vacunadas. Los CDC informaron, por medio de una teleconferencia, que la población debe acudir a vacunarse contra el sarampión, paperas y rubéola.

Las autoridades sanitarias de EEUU señalan que el número de casos aumentó a 78 la semana pasada, lo cual evidencia la capacidad de propagación de esta dolencia de salud y la necesidad de establecer controles a tiempo.

Durante el año 2000, el sarampión se declaró erradicado de EEUU, sin embargo, con este nuevo brote de las 66 personas contagiadas, un tercio han sido niños menores de cinco años.

Niños deben vacunarse contra el sarampión

Robert R. Redfield, director de los CDC, informó que las vacunas contra el sarampión son seguras para los pacientes e informó que no ocasionan autismo, debido a los rumores existentes en la población, que afirman la existencia de una relación entre estas dos enfermedades.

Redfield agregó que, en vista de esta reciente propagación del sarampión en EEUU, los CDC trabajan para convencer a más del 5% de la población sobre la importancia de vacunar a sus hijos. “Es imperativo corregir información errónea y también tranquilizar a los padres que están temeroso por las vacunas de sarampión, para que protejan a sus niños de todas las enfermedades, que pudieran tener un impacto duradero en su salud”.

Los niños más vulnerables a contagiarse con el actual brote de sarampión son el 1,3% de los pequeños menores de 2 años, que equivalen a 100 mil infantes que no han sido vacunados en Estados Unidos. Los esfuerzos de las autoridades sanitarias deben orientarse, en opinión de Redfield, en eliminar nuevamente el sarampión y prevenir futuros brotes de esta enfermedad contagiosa.

Las proyecciones en torno a la propagación de esta enfermedad no son alentadoras, en 1994 se reportaron 963 pacientes contagiados y este año la cifra podría seguir aumentando, debido a que el sarampión se contagia a través del aire.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más