Muchas veces la gente no le otorga la debida importancia al descanso, ya sea por motivos laborales, académicos o por su estilo de rutina diaria, sin embargo, las ocho horas de descanso que necesita el ser humano son vitales para su adecuado funcionamiento fisiológico.

El acumulamiento del desgaste energético contribuye a que muchas personas sientan malestares físicos, como dolores de cabeza, musculares o articulares. Adicionalmente, sin un descanso reparador se compromete la capacidad de rendimiento durante la vigilia.

En el caso de los trabajadores u obreros, que usualmente destinan entre nueve y diez horas en sus labores, la necesidad del trabajo es primordial.

Adicionalmente, la falta de descanso reparador afecta el humor de las personas, pero si se duerme bien, el trato con los compañeros de trabajo o con los demás será mucho mejor. Como ejemplo de ello, es común observar como los grandes ejecutivos de los países desarrollados realizan proporcionados y agradables descansos y luego rinden más.

Las bondades de un sueño reparador

Para los especialistas médicos contemporáneos, el sueño es un todo.

Ya no se considera el despertar como un momento del estado de vigilia, como un simple reflujo de fuerzas de la noche, ante los poderes del día. Dormir bien y durante las horas adecuadas ayuda a recuperar el ánimo y el apetito durante el desayuno y contribuye a modificar radicalmente las condiciones de vida. Por el contrario, es necesario combatir el defecto de dormir demasiado, sin causas patológicas, porque reduce la cantidad de horas que se necesitan durante la vigilia, para realizar sus actividades cotidianas.

Indiscutiblemente, las condiciones de un buen sueño se relacionan con la concordancia entre el modo de vida, en particular las horas de acostarse y levantarse, además de vincularse con los ciclos biológicos. Especialistas científicos afirman que las variaciones entre la naturaleza de quienes duermen, es decir los que lo hacen más temprano o más tarde, dependen de un factor hereditario y difícilmente se pueden modificar.

Descansar es fundamental para recuperar energías perdidas durante la jornada diaria

El descanso es un factor importante para la Salud y el bienestar, porque cuando las personas descansan lo suficiente, el cuerpo logra recuperarse y también se restaura mediante las diferentes fases, que ocurren durante el ciclo de descanso.

Al dormir y durante las distintas fases del descanso, los tejidos aumentan de tamaño y logran separarse, por otra parte, se comienza a segregar la hormona del crecimiento, lo que contribuye a la restauración de la energía en el cuerpo humano.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más