Con el propósito de mejorar las áreas de la Salud en distintas naciones, existen políticas propuestas por las academias de medicina internacionales, tales como las exigencias de renovación obligatoria de las vacunas, la lucha contra la contaminación, el tabaco, el alcohol y las encuestas realizadas en todo el mundo sobre la prevención y el diagnóstico precoz de enfermedades.

Dolencias de la salud como la gripe, la hepatitis viral B, la rabia, las paperas, la tuberculosis, la difteria, el tétanos, el sarampión, la poliomielitis, la rubeola, la hepatitis viral B y la fiebre amarilla tienen en común el hecho de ser provocadas por virus, contra los cuales no se dispone de ningún medicamento o de tener un origen bacterial.

La difteria y la tuberculosis son delicadas de tratar, mientras el tétanos es imposible de curar cuando se ha iniciado.

En algunos países, gracias a la vacunación, ya no hay parálisis poliomielíticas, ni muertes por tétanos. Mientras, en otras naciones todavía se registran numerosos casos de tétanos cada año, de los cuales uno de dos o tres casos es mortal; lo cual ocurre por la ausencia de servicios médico-asistenciales eficientes.

Los planes de detección precoz de enfermedades son programas de tipo epidemiológico pertenecientes al área de salud pública, de aplicación sistemática y universal, que permiten detectar en un grupo poblacional específico y asintomático una enfermedad grave y disminuir la tasa de mortalidad asociada.

Los franceses inventaron la vacuna antipoliomielítica y la vacuna antitetánica. Las vacunas son obligatorias para ingresar a la escuela, pero ante la falta de controles sanitarios, posteriormente ninguna obliga a la población a una revacunación cada cinco o diez años, a no ser que se exija para el servicio militar u otras profesiones. Sin embargo, la revacunación anual siempre es indispensable, porque la eficacia de las vacunas disminuye con los años.

Vacunaciones antes de viajar

Usualmente, los norteamericanos antes de viajar a países tropicales acuden a los hospitales para vacunarse contra enfermedades como la fiebre amarilla.

Pero, son muchas las personas que regularmente tratan de burlar los controles sanitarios de los aeropuertos y basta una picadura de mosquito para adquirir la fiebre amarilla, por esta causa ocurren muertes que podrían evitarse fácilmente.

Una buena higiene de la vida

En la medicina moderna, las vacunas no son el único ejemplo de prevención. El cáncer, las enfermedades cardiovasculares y las afecciones respiratorias, en gran parte, provienen del ambiente, debido al humo de las fábricas, el consumo de tabaco, el alcohol, el exceso de grasas animales y la actividad física insuficiente.

Desde hace muchos años, los médicos han enjuiciado estos factores de enfermedad y recomiendan una buena higiene de la vida, pero lamentablemente pocas personas siguen estos consejos tan sensatos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más