Las profesiones paramédicas forman parte del equipo de Salud, el cual comprende naturalmente a los médicos, pero también a un conjunto de profesionales cuyo objetivo es la protección de la salud. Por este motivo, todos deben actuar en estrecha cooperación, como los miembros de un equipo deportivo, donde cada uno tiene su función.

Por ejemplo, las enfermeras son colaboradoras indispensables de los médicos, ejecutan su labor bajo el mando suave y enérgico a la vez, de su jefe, la supervisora. Sin embargo, en la práctica están encargadas de ejecutar las órdenes del médico tratante.

Dependiendo del centro hospitalario y de las normativas de cada país o región, regularmente las enfermeras son quienes se encuentran mucho más cerca del enfermo, alertan al equipo médico en caso de ser necesario y prestan las primeras atenciones de salud a los pacientes.

Durante la realización de su trabajo, las enfermeras están acompañadas de las auxiliares, quienes se encargan de los cuidados de higiene de los enfermos y de los camilleros. Por otra parte, fuera de los hospitales y las clínicas, las enfermeras particulares ejercen las mismas funciones en el domicilio de los enfermos.

Entre las enfermeras también hay especialistas: la auxiliar de anestesista, la enfermera de quirófano y la puericultora.

Usualmente, la enfermera representa un lazo de unión entre el paciente y el médico, desempeña una función capital y actividades muy diferentes, según trabaje en un servicio de medicina o de cirugía, un dispensario o ejerza privadamente. Además de su competencia, que le permite señalar al médico todos los síntomas nuevos o anormales del enfermo y garantizar un buen cumplimiento de sus prescripciones, su papel humano es primordial y con frecuencia ayuda más al paciente a tolerar la hospitalización y a aferrarse a la vida.

Integrantes de los equipos de salud en los centros médicos

Otra de las profesiones paramédicas importantes son los dietistas o nutricionistas, quienes desempeñan en los hospitales y en las clínicas una función cada vez más importante, debido a la relevancia que tiene la alimentación y la necesidad de dietas especiales en la curación de enfermedades, tales como la obesidad, hipertensión y diábetes. Los dietistas también ayudan a recuperar las fuerzas a aquellos pacientes gravemente afectados o a los recién operados.

Trabajos en el área de la salud

Finalmente, los ayudantes de laboratorio de análisis médicos, los operarios de radiología o los supervisores de higiene también ejercen una función significativa en el ámbito de las actividades laborales relacionadas con el mundo de la medicina. Cumplen funciones importantes, aunque no suponen una acción directa en la curación de los pacientes.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más