El objetivo de la alimentación consiste en responder a las necesidades nutricionales y si el aporte energético es esencial, el cuerpo humano tendrá un sano crecimiento. El organismo no funciona exactamente como una máquina, a la cual se le debe suministrar tanto carburante como consume, porque el cuerpo humano tiene la capacidad de renovar permanentemente sus tejidos.

A partir de un aporte energético bien suministrado, la alimentación debe proporcionar al organismo todos los elementos necesarios que aseguren su mantenimiento e igualmente su crecimiento, la cual debe incluir proteínas, minerales, ácidos grasos esenciales, líquidos, entre otros nutrientes vitales.

Anuncios
Anuncios

Especialistas en dietética recomiendan asegurar los medios para utilizar correctamente la energía, este es el papel de las vitaminas, así como también los medios para eliminar los residuos provenientes de esta utilización y del desgaste del organismo, tales como agua y fibras alimenticias.

Algunos estudios sobre alimentación realizados en varios países revelan que un aporte energético adaptado a los gastos permite siempre establecer el equilibrio indispensable en las dietas, a condición de dar una respuesta correcta a esas múltiples necesidades.

Anuncios

Es conveniente escoger, asociar y cocinar los alimentos teniendo en cuenta todas sus particularidades, sin olvidar que mientras más variada sea la alimentación, mayor oportunidad hay de responder a las necesidades nutricionales.

Variaciones de las necesidades de energía en la dieta diaria

La necesidad energética de los seres humanos es la suma de varias clases de gastos, siendo muy diferente de un individuo a otro.

Los deportistas, por ejemplo, demandan una dieta muy distinta a la de una persona anciana o un niño. Los regímenes alimenticios varían también de acuerdo a factores como la edad, el estado fisiológico, la actividad física e inclusive el medio ambiente. Lo ideal es que cada dieta logre regular bien la adaptación de la entrada con los gastos de energía.

El científico francés Jacques Le Magnen (1916-2002) afirmó que “la observación de una constante del peso corporal durante cuarenta a cincuenta años de edad adulta, demuestra una extrema precisión de la regulación del balance de la energía”. Esta cualidad implica una buena repartición del aporte de alimentos.

Los gastos energéticos del organismo humano

Algunos gastos constantes del cuerpo humano están relacionados con el proceso de mantenimiento de los diferentes órganos, mientras los demás surgen a partir de circunstancias como la temperatura, el crecimiento o la realización de diversas actividades físicas.

Un ejemplo de cómo la temperatura influye en la alimentación consiste en el estilo de vida de los habitantes de Finlandia, quienes a partir del rigor del clima frío tienen una necesidad energética muy alta, la cual se garantiza por medio de una alimentación rica en grasas.

Anuncios

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más