La musicoterapia se ha convertido en un método de relajación por inducción musical muy común en las sociedades modernas, en las cuales la mayoría de la población padece los efectos negativos de agitados estilos de vida, con muchas cargas emocionales y responsabilidades, que pueden provocar riesgos en la Salud.

Las sesiones de musicoterapia son un conjunto de métodos que utilizan la repercusión psicofilosófica y, especialmente la afectiva, de la música para generar emociones agradables en las personas.

Es utilizada como una técnica de relajación, la cual puede ser igualmente efectiva como soporte para la expresión corporal y la creatividad, lo cual enfoca un cambio en el equilibrio psicoafectivo del sujeto.

Niños, adolescentes, adultos y personas de la tercera edad pueden participar en las sesiones de musicoterapia y recibir sus beneficios, las cuales muchas veces son organizadas por capacitadores expertos en las comunidades, salas de gimnasios o espacios abiertos.

En casi todas las épocas conocidas y en muchos países, se ha concedido a la música un importante valor terapéutico.

Pero solamente desde hace algunas décadas, en los países occidentales se define la musicoterapia como una disciplina que se apoya en investigaciones científicas y establece bases teóricas sólidas.

En época antiguas, los griegos cultivaban las artes rítmicas: la danza, la poesía y la música. En tiempos de Platón, la música y la gimnasia figuraban entre los elementos principales de la educación. Por su parte, Aristóteles estableció correspondencias entre la música y los estados emotivos.

En la música africana tradicional, el ritmo sonoro tiene un efecto hechicero, que suscita una insensibilidad de éxtasis y una disociación de la conciencia normal: crea un estado propicio para entrar al mundo del inconsciente y de lo irreal.

En las civilizaciones occidentales, la música es una terapia que se ha separado muchas veces de elementos como las religiones o de la filosofía y se ha vuelto más autónoma. Muchas personas utilizan a la música como un medio de educación, de purificación, de evasión, de placer sensorial, emotivo o pasional; debido a sus valiosas propiedades.

Una técnica de relajación que llegó a los centros de salud

Los musicoterapeuras consideran que la música tiene propiedades terapéuticas y profilácticas. De allí que en algunos países europeos, las orquestas comenzaron a presentarse hace varios años en los hospitales psiquiátricos, se han creado corales de pacientes y se siguen organizando conciertos para proporcionarles un alivio a su salud.

El desarrollo de las ciencias humanas, de la psicología, del psicoanálisis y la gran difusión de las técnicas de reproducción sonora permitió la aparición de la musicoterapia, bajo formas y lugares muy diversos.

La musicoterapia se extendió en varios países

En Estados Unidos, en América Latina, en Europa y en Japón, los profesionales de esta área se han podido agrupar en asociaciones, que definieron las formas requeridas para llegar a ser un musicoterapeuta y los métodos que se deben aplicar para ayudar a la gente, interesada en este tipo de método de relajación.

Gracias a estos avances, se han logrado distinguir tres grandes campos de aplicación de las técnicas psicomusicales. La primera es la musicoterapia, que utiliza la música en la relación psicoterapéutica. La segunda se refiere a la música utilizada para la distensión y la relajación. Y, la tecerca, es la psicoprofilaxis del dolor y la analgesia por medio de la música y del sonido, practicada en varios países por obstetras, dentistas y médicos de otras especialidades.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más