El colon es una porción del intestino grueso de los mamíferos, situado al final del aparato digestivo. Está conformado por cuatro secciones, entre las cuales se encuentran el colon ascendente, el transverso, el descendente y el colon sigmoideo. El intestino grueso está conformado por el colon, el ciego y el recto.

Estudios científicos relacionados con el aparato digestivo, revelan que el bolo alimenticio que sale del intestino delgado es un contenido rico en agua, el cual se introduce en el colon.

Las paredes de este enorme anillo quebrado que rodea toda la masa del intestino delgado tienen por objeto reabsorber una gran parte del agua proveniente de las bebidas, pero sobre todo de los numerosos litros secretados durante la digestión, por las paredes del intestino delgado.

El colon concentra así las materias fecales, las cuales están conformadas por alimentos no digeridos y también, en buena parte, por desechos de las paredes intestinales.

En efecto, la actividad de las células de estas paredes es tal que su vida es corta. Las células nuevas reemplazan todos los días a las células muertas, que caen dentro del intestino.

Las investigaciones médicas indican que normalmente el colon está lleno de microbios, en particular de colibacilos, también llamados bacilos de colon, indispensables para la descomposición de los residuos alimenticios.

Esta actividad es la que produce los gases intestinales.

Finalmente, el colon termina en el recto que sale hacia el exterior por el ano. La defecación es un acto a la vez reflejo, por el efecto de la distensión cólica y voluntario. La voluntad no deja que el reflejo actúe, sino en el momento y en el sitio conveniente. Por otra parte, el estreñimiento con frecuencia se debe a una alimentación deficiente en fibras vegetales.

Los laxantes no son muy recomendables

El empleo excesivo de laxantes para remediar el estreñimiento, puede ser muy peligroso y provocar a la larga la pérdida de sustancias necesarias para el organismo, como por ejemplo el potasio. Igualmente pueden perderse otras vitaminas necesarias para el organismo humano.

La enfermedad del colon irritable y sus causas

Esta es una patología funcional del colon, que usualmente afecta a un bajo porcentaje de las poblaciones de los países industrializados.

Los síntomas son diarrea, dolores abdominales, fatiga, estreñimiento y malestar general.

Entre las causas que ocasionan la enfermedad de colon irritable se encuentran una dieta inadecuada, combinada con factores emocionales como ansiedad, estrés, angustia y depresión. Los agitados estilos de vida y una alimentación carente de nutrientes o con muchas grasas son elementos que propician la aparición de esta dolencia de Salud.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más