La longevidad es un elemento en el cual intervienen la biología, la evolución de las células, los órganos y las transformaciones que han tenido durante el transcurso de la vida de los seres humanos. Algunos factores biográficos e históricos, igualmente inciden en la esperanza de vida de los ancianos.

Las investigaciones científicas relacionadas con la longevidad afirman que algunos factores biológicos, como la estatura, el color de los ojos o la tendencia hacia la aparición del ateroma, obedecen a leyes genéticas del monje Gregor Mendel.

La longevidad mantiene una estrecha relación con las células del ser humano, sin embargo, cuando se envejece, cada célula del cuerpo humano desgasta más sus cromosomas, originando una mayor cantidad de réplicas malas, cuando ésta se divide.

Cualidades de los longevos

Se ha comprobado, estadísticamente, que las personas de edad que continúan viviendo donde pasaron su infancia y su edad adulta, viven más tiempo que quienes se van a vivir su retiro lejos de su medio habitual.

Igualmente, los inmigrantes de la primera generación mueren más jóvenes que sus parientes o sus hermanos, que han permanecido en el país y que los hijos nacidos en su nueva patria. Sin duda, allí hay elementos sociales y culturales fundamentales que se aprecian en términos de afectividad, del tipo de cocina o de normalidad familiar. Los doctores especialistas consideran que siempre hay que tener en cuenta estos elementos, ante un paciente de edad.

Los estudios médicos sobre la longevidad, señalan que el envejecimiento es un fenómeno que se debe evaluar como un ritmo y no como un proceso lineal. Y un ritmo tiene una pulsación, una frecuencia y una amplitud.

El individuo de edad, a pesar de su cansancio muscular reducido, debe medir sus esfuerzos y dosificarlos. Con mucha frecuencia, sus movimientos se limitan a una rigidez de las articulaciones y la precisión de los movimientos finos se afectan con los problemas de la agudeza visual; además su fuerza es menor que antes.

El adulto mayor y el trabajo

Si las personas de edad, por algún motivo de mantienen trabajando, los empleados que realizan oficios manuales están en desventaja - si quieren conservar su actividad - en comparación con el trabajador intelectual, quien durante mucho tiempo podrá leer y escribir, sin una gran modificación de sus hábitos durante sus horas laborales.

Además, un trabajador manual se sirve tanto de su cerebro como de sus manos, pero si sus manos lo traicionan, se ve obligado a dejar descansar su cerebro.

Las investigaciones señalan que el envejecimiento mental combinado con el deterioro intelectual fisiológico, que produce la presbiofrenia, es mucho mayor cuando las funciones cerebrales superiores no están contribuyendo.

Según los cálculos realizados por investigadores, esperanza de vida del hombre máxima es de 115 años, mientras las posibilidades de que existan individuos con 125 años son de 1 entre 10 mil personas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más