Las dietas balanceadas están constituidas por productos alimenticios que aportan al cuerpo humano valiosos suministros de energía, sin excepción, al igual que un gran número de bebidas. Aunque, no todos las proporcionan en la misma cantidad, ni bajo la misma forma. El organismo requiere de esta energía para el buen desempeño de sus funciones vitales, además para la realización de las actividades cotidianas.

La cantidad de energía que ofrece cada alimento, depende del contenido respectivo de cada uno de los tres elementos energéticos: proteínas, lípidos y glúcidos.

Investigaciones realizadas en el área de la nutrición, relevan que 1 g de proteínas proporciona 4,1 calorías; 1 g de lípidos equivale a 9,3 calorías y 1 g de glúcidos aporta 4,1 calorías. Por otra parte, son escasos los alimentos que sólo contienen un elemento energético, la mayoría asocian dos ó tres, en proporciones variables, pero casi siempre hay un elemento predominante.

Las proteínas, también llamadas prótidos, son los “materiales de construcción” del cuerpo humano, útiles para la elaboración y mantenimiento de los tejidos. Se encuentran en alimentos como las carnes rojas y blancas, los quesos, jamones y los granos. Tienen un alto consumo en las dietas diarias en muchos países.

Los lípidos, cuantitativamente, son los proveedores de energía más eficaces, pueden ser dos veces más que los glúcidos y los prótidos.

Pero debido a su naturaleza y, especialmente a su metabolismo, deben conducir a limitar su consumo.

Con respecto a los glúcidos, éstos siguen siendo la principal fuente de energía. Sin embargo, también hay que escogerlos, porque la utilización y las repercusiones de los diferentes tipos de glúcidos sobre la Salud no son idénticas.

Las bebidas alcohólicas tienen calorías

Un ejemplo de bebidas con calorías, corresponde al alcohol, cualidad que el consumidor con frecuencia pasa inadvertida.

Muchas personas toman bebidas alcohólicas regularmente, lo cual también puede ayudar a la hidratación, pero su consumo en exceso - especialmente a diario - es muy perjudicial. Cuando se consumen bebidas alcohólicas, éstas no deberían aportar más del 5% del suministro diario calórico total.

Los adecuados aportes de energía

Teniendo en cuenta, los estilos de vida modernos, un aporte correcto de energía al cuerpo humano deberá considerar de 12 a 15% de proteínas; de 30 a 35% de lípidos y de 50 a 55% de glúcidos, es decir de carbohidratos.

Muchas variaciones pueden ocurrir y son especialmente frecuentes los déficits alimentarios, de allí provienen los problemas de salud pública, comunes en todos los países industrializados.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más