Con el fin de evitar los efectos secundarios, muchas de las medicinas que se utilizan para las enfermedades del metabolismo deben ser tomadas con precaución y bajo control médico. Las vitaminas, por ejemplo, son útiles en numerosas afecciones, pero todas excepto la vitamina C, se deben emplear con precaución. Un gran exceso de vitaminas puede causar tantos problemas, como una deficiencia.

Especialistas en medicina señalan que entre los medicamentos recetados para el metabolismo, también se encuentran los antidiabéticos.

La insulina inyectable es la más poderosa y la única eficaz para los diabéticos sin exceso de peso. El uso de este remedio puede provocar una baja de la cantidad de azúcar en la sangre, acompañada de malestares mínimos o graves.

Estudios señalan que en endocrinología, los medicamentos utilizados son hormonas de diversos tipos. Allí se encuentran los corticoides, que dieron origen a una revolución terapéutica en la década de los años sesenta.

Su acción es especialmente inflamatoria y ayuda poderosamente al organismo a luchar contra numerosas enfermedades. Sin embargo, un exceso de corticoides sensibiliza gravemente las infecciones, hace frágiles los huesos y provoca una retención de agua.

Efectos secundarios de la píldora anticonceptiva

Las estroprogesteronas, que dieron origen a una verdadera revolución de las costumbres sociales, se conocen más con el nombre de “píldora antoconceptiva”.

Esta no deja de tener peligros, en particular para las mujeres que fuman; en efecto, la asociación de la píldora y el tabaco hace correr un gran riesgo de flebitis y de trombosis arterial, aun en la mujer joven. De ahí que la ingestión de la píldora requiere supervisión médica.

Las investigaciones sobre el uso de medicamentos, señalan que en hematología, los anticoagulantes son totalmente incompatibles con el uso de otros medicamentos, entre ellos la aspirina.

El peligro de tomar laxantes a diario

Por otra parte, en el ámbito de la gastroenterología los antieméticos utilizados especialmente contra el mareo tienen el mismo inconveniente que los antialérgicos: adormecen un poco, por lo cual los pacientes deben ser prudentes a la hora de utilizarlos. En esa misma especialidad, los laxantes son productos que no se deben consumir corrientemente sin control médico; su uso regular puede provocar trastornos graves.

Todos los medicamentos deben tomarse siguiendo las recomendaciones médicas, en vista de que muchos presentan contraindicaciones o su uso prolongado puede ser perjudicial para la Salud. Los doctores aconsejan evitar la automedicación, porque en lugar de sanar las condiciones de los enfermos, pudieran empeorarse debido a los desconocimientos de los pacientes en el área farmacológica.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más