La voluntad para realizar cualquier ejercicio físico no es suficiente, especialmente si las personas prefieren los deportes de alta intensidad, también son necesarias buenas condiciones de Salud, las cuales usualmente deben ser revisadas por los doctores especialistas en medicina general, quienes avalarán por medio de un chequeo médico, si la persona tienen la capacidad necesaria para iniciar cualquier programa de entrenamiento.

El chequeo médico se convierte entonces, en un seguro complementario de la buena forma. Los especialistas en medicina deportiva advierten que una buena revisión médica detectará los principales factores de riesgo, que puedan ocasionar enfermedades o agravar alguna dolencia de salud ya existente. Algunos de los aspectos especialmente vigilados por los doctores se concentran en las áreas cardíaca, respiratoria, muscular y ósea.

Los chequeos médicos-deportivos favorecer la seguridad sobre la ausencia de problemas cardíacos y coronarios - mediante una prueba de esfuerzo máximo - los cuales podrían constituir una contraindicación seria para los ejercicios que demandan grandes esfuerzos físicos.

Las revisiones médicas descartan enfermedades

Especialistas en medicina deportiva, afirman que ya sea con el fin de comenzar un programa de entrenamiento físico o para sobrevivir en el sistema de vida moderno, caracterizado por el sedentarismo y la sobrealimentación, el chequeo médico resulta siempre útil; porque su objetivo consiste en garantizar la ausencia de problemas patológicos.

Muchos de los síntomas patológicos pueden no ser tan patentes y solo detectables en un examen médico clínico, biológico o radiológico.

El chequeo médico también detecta la importancia de los diferentes factores de riesgo, como el sobrepeso, o los antecedentes familiares patológicos, que pueden predisponer a una enfermedad. También permite examinar o verificar todas las funciones importantes y prestar atención especialmente a los sistemas y órganos sobre los cuales dichos factores de riesgo tienen repercusiones nefastas.

La obesidad y los riesgos deportivos en niños

Por ejemplo, si un niño de 10 años va a iniciar prácticas de fútbol y padece de obesidad, siempre será necesario un chequeo médico al inicio de los entrenamientos para descartar algunas condiciones de riesgo, que podrían provocar daños en sus rodillas, piernas o tobillos; como resultado de la manipulación del balón en la cancha, tomando en cuenta los kilos de peso extra.

Igualmente, su capacidad para correr podría verse limitada, junto a la respiración.

Los chequeos son especialmente indicados a cualquier edad y para ambos sexos. La disciplina deportiva a practicar también es determinante. El baloncesto, la natación, el fútbol o la gimnasia tienen exigencias muy particulares, especialmente para los principiantes. Es por ello que se requiere de una revisión médica inicial para practicarlos son seguridad y poder disfrutarlos a plenitud.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más