Cuando las personas se preocupan por mantenerse saludables, esto significa desconfiar del tabaco, porque contiene nicotina y alquitranes, que acentúan las probabilidades de ocasionar graves enfermedades en los fumadores, entre las cuales se encuentran el infarto, el cáncer de pulmón y otras variedades, que se pueden diseminar en todo el organismo.

Investigaciones científicas sobre el tabaquismo, señalan que la nicotina provoca espasmos en los vasos sanguíneos y a la larga su estrechamiento, acentuando la arterioesclerosis ligada al envejecimiento y a los excesos de grasas alimenticias.

El infarto y la arteritis son dos de las principales consecuencias de estos fenómenos.

Estudios sobre los componentes del cigarrillo, revelan que los alquitranes - que provienen en parte de la combustión del papel del cigarrillo - son sustancias cancerígenas. Son los mayores responsables del cáncer en el aparato respiratorio, desde la boca hasta los pulmones, pero también del cáncer en la parte superior del tubo digestivo.

Y cuando el consumo de alcohol se agrega al tabaco, los riesgos no se suman: se multiplican.

Otro de los elevados riesgos para la Salud que ocasiona el tabaco consiste en que una parte de los alquitranes, que se traga con la saliva, se digiere y luego se elimina por la orina, por este motivo los fumadores son más propensos al cáncer de la vejiga, que los no fumadores.

Por otra parte, el humo del tabaco está formado por gas carbónico.

Este gas y las micro-partículas del tabaco son las principales causas de las bronquitis crónicas, que se reflejan en la fuerte tos de los fumadores. El consumo de cigarrillo incomoda a quienes rodean al fumador y perjudican la salud de los niños, alérgicos y asmáticos.

Los fumadores tienen más riesgos, cuando aumentan los cigarrillos que consumen diariamente

Desafortunadamente, en muchos países el cigarrillo se consume en elevadas cantidades, lo cual también ocasiona que los fumadores tengan tantas dificultades para dejarlo, a pesar de que su vida está en peligro.

Muchas personas argumentan que “cinco cigarrillos diarios no son peligrosos”, pero la escalada es frecuente y muy rápida.

El fumador siempre está en riesgo de perder su salud, al igual que las personas que viven con él, por los daños que ocasiona en el aparato respiratorio. Las mujeres embarazadas fumadoras representan un grave riesgo, no solo para ellas mismas, sino para el feto, probablemente al nacer padezca de enfermedades respiratorias.

Recomendaciones para dejar de fumar

Algunos médicos especialistas aconsejan a sus pacientes fumadores buscar ayuda para desintoxicarse, “comer saludablemente y hacer deportes”. Son muchas las opciones para ayudar a los fumadores, a través de diferentes terapias y tratamientos, especialmente en las naciones industrializadas, que tienen grandes cifras de fumadores.

Los deportistas, cualquier sea su nivel, descubren rápidamente el bienestar que logran con su actividad y comprueban la mejoría de su forma física; una vez que dejan de fumar, limitan el consumo de bebidas alcohólicas y equilibran su alimentación.

A partir, de estos cambios en sus hábitos, comienzan a sentirse más saludables y se preocupan por mantenerse en mejores condiciones.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más