La menopausia es una etapa en la vida femenina, pero no un fin. Ningún argumento científico permite afirmar que la sexualidad, función principal de la adolescencia y de la edad adulta, liquide su contenido a partir de la menopausia o de su similar masculino, la andropausia. Sin embargo, aún sigue siento necesario educar a la gente, en relación sus características y la mejor forma de aceptarla y comprenderla.

Los estudios médico-científicos señalan, que muchas mujeres se ven afectadas por la menopausia, porque supone la finalización del riesgo de embarazo y escapan a la necesidad de anticonceptivos. En cuanto al hombre, algunas modificaciones orgánicas no inducen de manera alguna a una baja de la líbido. En realidad, el principal órgano sexual del hombre y de la mujer es el cerebro.

La menopausia, que efectivamente marca el fin de la vida ovárica, se caracteriza por la suspensión definitiva de la regla, acompañada muchas veces de diversos problemas fisiológicos.

En el hombre, un conjunto de manifestaciones orgánicas y psíquicas - que con bastante frecuencia ocurren a partir de los cincuenta años - han sugerido a los especialistas que se trata de un síndrome idéntico, pero no todos están de acuerdo con esta definición.

Menopausia y maternidad

Las mujeres que, por cualquier motivo, no han podido ser madres pero conservan la esperanza de poder lograr un embarazo, ven en la menopausia un severo obstáculo difícil de vencer, especialmente si las causas obedecen a problemas de infertilidad.

Otros factores pueden intervenir en las dificultades para tener hijos, como la falta de recursos económicos, la ausencia de sistemas médico-asistenciales eficientes, la necesidad de la pareja o la carencia de una planificación familiar.

La edad de aparición de la menopausia

En las sociedades occidentales, la menopausia se presenta casi siempre entre los 45 y 55 años, pero se ha observado que la edad promedio de su llegada está retrocediendo, como si la higiene, el sistema de vida y los cuidados corporales tuvieran la capacidad de diferir el plazo.

Sin embargo, las investigaciones médicas revelan que existen menopausias precoces - entre 35 y 45 años - y menopausias tardías con frecuencia relacionadas con factores raciales o hereditarios.

Los especialistas advierten que en el plano fisiológico, la menopausia indica un envejecimiento progresivo del ovario y se desarrolla en dos momentos: en la fase premenopáusica, ciclos con regla alternan con ciclos sin regla, que corresponden o no a la formación de un óvulo; en la fase menopáusica, que se presenta unos meses o uno años después y la secreción ovárica desaparece completamente.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más