En los países árabes, como Egipto, Argelia, Sudán, Marruecos, Iraq, Siria, Yemen y Arabia Saudita la cocina es un lugar de encuentro familiar donde se mezclan importantes rasgos culturales, siendo su Gastronomía muy rica y diversa. Se mezclan entonces los estilos culinarios de los territorios árabes de La India, para crear platillos de exquisito sabor. Por su calidad, la cocina árabe ha traspasado sus fronteras y llegó a América hace muchos años.

Entre los principales ingredientes de la cocina árabe se destacan: la cebolla, el pepino, la berenjena, el jitomate y el pimiento.

Igualmente es común el uso de cereales en sus deliciosas recetas tradicionales, tales como el trigo, el arroz y el sésamo. Los árabes utilizan mucho en sus menús la sémola de trigo, que convierten en el llamado cuscús y lo utilizan casi a diario.

La gastronomía árabe se destaca mucho por la utilización de especies para condimentar las carnes rojas y blancas. Una larga lista de condimentos es utilizada para elaborar muchas de sus principales recetas, entre ellas se encuentran: el curry, el azafrán, la cúrcuma, la canela, la pimienta, el comino o cardamomo, el cilantro, el clavo y la nuez moscada.

Estas especies, por lo general, se utilizan para adobar las carnes rojas o blancas y asarlas a la parrilla. La cocina libanesa las incluye continuamente en sus principales platillos. Por lo general, los turcos mezclan varios tipos de especies y las utilizan como condimento.

Los miles de restaurantes árabes en todo el mundo

La cocina del Medio Oriente destaca por sus ricos sabores, y combina el estilo culinario de todos los países que conforman la franja occidental del continente asiático, con costas e influencia mediterránea.

Los migrantes de Líbano y Siria buscando mejores destinos llegaron hasta Norteamérica, donde instalaron con pasión y constancia miles de restaurantes lujosamente decorados al estilo de “Las Mil y una Noches”, hasta locales en ferias de comida rápida, trailers y puestecitos muy ordenados y limpios en muchos pueblos y ciudades donde sirven los platillos árabes, logrando una excelente receptividad, desde hace muchísimo años.

Entre los más importantes platillos árabes que se consumen en Norteamérica se encuentran las milhojas, el baclawa, el yogurt en las ensaladas, el falafel, el shawarma, los kibbe, las hojitas de uvas rellenas de carne, el cordero al horno, las lentejas guisadas y el tabule.

La receta del Tabule

Para preparar la ensalada Tabule es necesario 50 gramos de trigo de grano medio fino, 2 tomates maduros, ½ cebolla, 1 lechuga, 1 pimentón verde y 1 pepino, 6 ramitas de perejil picado, 5 ramitas de menta verde, hierbabuena o cilantro, el jugo de 2 limones, 4 cucharadas de aceite de oliva y sal al gusto.

Para la preparación, es necesario colocar el trigo en remojo durante 15 minutos, luego se enjuaga y se escurre bien. Se coloca el trigo en la ensaladera, se añade el jugo de limón, el aceite de oliva, la sal y se remueven bien todos estos ingredientes.

Se pica la cebolla finamente, el perejil y la menta. Se cortan los tomates en dados y se mezcla todo con el trigo. Se adereza la ensalada con sal y limón. Por último, Se colocan las hojas de lechuga en el fondo de la ensaladera y se agrega encima el tabule. Es una receta de ensalada muy rápida, práctica y sencilla de hacer en casa.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más