El estrés puede traer consecuencias negativas para la Salud, como el desgaste del sistema inmunológico que ocasiona el desvío de energía hacia los procesos, que permiten al cuerpo humano reaccionar ante posibles amenazas rápidamente. Está comprobado científicamente que las defensas descienden cuando las personas viven en condiciones de estrés constante.

Para combatir los efectos que produce el estrés en la vida diaria, en las consultas médicas los doctores siempre recuerdan a los pacientes la importancia de realizar actividades físicas regulares, que permitan liberar la tensión emocional.

El estrés es considerado como el cansancio mental que provocan las exigencias de rendimientos muy superiores a lo normal y, generalmente, ocasiona trastornos mentales y físicos.

Intensos períodos de trabajo pueden provocar estrés

Muchas personas comienzan a padecer enfermedades, que antes no padecían luego de etapas de excesivo trabajo. Por ejemplo, los dolores lumbares al levantar peso para los agricultores, o el cansancio en las piernas para los conductores que manejan largos trayectos; todas estas dolencias pueden estar relacionadas también con poco tiempo para el descanso.

Como complemento, el estrés prolongado multiplica todas las posibilidades para que algunos microorganismos dañinos encuentren la oportunidad de extenderse por el cuerpo humano, sin encontrar resistencia.

Diferentes dolencias de la salud son comunes cuando las personas viven continuamente bajo el estrés, entre ellas se encuentran los dolores de cabeza, espalda o en la zona cervical; otro padecimiento frecuente es la caída del cabello y problemas estomacales como úlceras o gastritis.

La importancia de las actividades deportivas

El ruido, los transportes colectivos, los embotellamientos, las grandes congestiones, el mal aislamiento de las habitaciones modernas, las muchedumbres, la contaminación, el agotamiento profesional; todo esto son factores que de alguna forma pueden repercutir en la salud. Naturalmente, no siempre es fácil salir de este ambiente, pero es necesario que quienes habiten en las grandes urbes aprendan a compensar esas horas inevitables con momentos de distensión, tranquilidad y relajación.

Algunas prácticas de relajación se pueden llevar a cabo en lugares especiales, como los gimnasios o los salones de danza, pero su práctica deberá ser regular. Muchas de estas terapias también pueden realizarse cómodamente en casa, lo cual es una ventaja para quienes se interesan por combatir el estrés de la vida diaria.

Para mejorar la calidad de la salud y evitar las consecuencias negativas que ocasiona el estrés en el organismo son indispensables las actividades físicas.

Inicialmente es aconsejable caminar una media hora todos los días y realizar un poco de deporte los fines de semana.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más