Según la filosofía china para que el organismo recupere la energía, es necesario armonizar internamente dos fuerzas complementarias, dos polaridades: el yin y el yang. Este equilibrio de energías es el propósito de todas las formas de relajación, la finalidad misma de la acupuntura, que descubre las virtudes de una energía bien utilizada, que circula armoniosamente por el cuerpo.

Por otra parte, la filosofía china se basa en el principio del tao, que se desarrolló principalmente durante el siglo VI a.

de C. El tao es el principio regulador del universo, y considera que la libertad individual y la autonomía del cuerpo humano, solo se pueden obtener al adherirse al movimiento natural del universo.

La medicina china, muy natural

Los expertos en medicina tradicional china explican que ésta disciplina milenaria utiliza medicamentos a base de vegetales, de animales o minerales, para sanar diferentes enfermedades.

Según la medicina china cada ser humano es un microcosmos, que se sumerge en el macrocosmos que es el universo, y el cual recibe la energía vital, esencialmente por medio de la respiración.

“Cada postura del yoga, mediante una suave estimulación de los chakras, actúa sobre todo el organismo, y especialmente sobre el sistema nervioso”, explicó el maestro hindú Swami Satyananda, quien dictó numerosas conferencias en varios centros hospitalarios europeos, donde algunos pacientes practicaban el yoga.

Las posiciones del yoga o la acupuntura, el tai chi chuan chino, o el tiro al arco japonés; todas estas técnicas tienen como objeto restablecer el equilibrio de la energía vital denominada prana en La India, ki en el Japón, tchi en China, entre los hebreos o ka entre los egipcios, y que algunos especialistas occidentales de nuevas terapias corporales han rebautizado como bioenergía.

Por ejemplo, la terapia bioenergética de Alexander Lowen se propone restablecer la buena circulación de la energía, cuando está bloqueada en alguna parte del cuerpo.

Los circuitos energéticos de la acupuntura

El hombre, como todo ser viviente, es el receptáculo de la energía universal y debe adaptarse a los elementos que le ofrece el mundo exterior. Los puntos de la acupuntura representan la descripción de un cuerpo rítmico, de un circuito de energía variable, según factores como: las estaciones, la edad y la hora.

El arte de la acupuntura consiste en estimular o frenar los pasos de la energía en puntos exactos del cuerpo, por medio de agujas de oro o plata.

En muchos países, existen alrededor de 700 agujas diferentes para la aplicación de la acupuntura, las cuales reciben el nombre de tonificantes o calmantes y son útiles para calmar muchas enfermedades, especialmente aquellas que suponen mucho dolor y malestares musculares.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más