Durante la realización de ejercicios físicos suaves o intensos es necesario tener a disposición agua para beber, cuyas cantidades deben controlarse por la intensidad del esfuerzo corporal. Aunque la sensación de sed siempre es inferior a las necesidades reales del organismo, es prudente estar atentos a la hidratación.

En muchos gimnasios, canchas de futbol o centros deportivos las personas aprenden sobre la necesidad de mantenerse hidratados, especialmente con agua natural potable, antes que las bebidas con colorantes o azucaradas.

El consumo de gaseosas o bebidas energizantes, también es necesario vigilarlo, porque podría no ser beneficioso para algunas personas, al momento de practicar deportes.

La importancia de tomar agua durante la realización de deportes

Algunos estudios científicos revelan que hay que beber agua al realizar ejercicios físicos, en pequeñas cantidades y regularmente. Mientras más calor haga, más agua es necesario beber.

Durante el esfuerzo, aun en tiempo frío, el organismo pierde alrededor de 0,5 litros por hora y a causa de la transpiración. Bajo un clima caliente y húmedo, la deshidratación puede llegar a 2 litros por hora. Entonces se requiere beber de 0,5 a 2 litros por hora, pero sin exceder esta cantidad.

Por otra parte, algunas investigaciones han demostrado que no se debe tomar mucha agua durante el ejercicio.

En efecto, más allá de 2 litros, el líquido no se evacua ya del estómago, lo cual ocasiona un estancamiento gástrico y la aparición de una pesadez molesta para proseguir el ejercicio en buenas condiciones.

Otras recomendaciones señalan que, las personas no deben realizar deportes después de haber comido, sin esperar una o dos horas y tres para quienes compiten. Igualmente, es aconsejable caminar algunos metros luego de comer, paseándose para facilitar la digestión.

Beber líquidos después del ejercicio

Después de la práctica deportiva hay que compensar las pérdidas hídricas. Las bebidas gaseosas se pueden tomar, pero solo al finalizar los ejercicios. Aunque muchos especialistas destacan la importancia de tomar jugos de frutas o vegetales naturales, sin azúcar o edulcorantes.

Por la noche, después de los esfuerzos físicos, la comida debe ser ligera y esencialmente líquida, la cual puede incluir alimentos como: sopas, puré de papas, ensalada, yogur y frutas frescas; esto con la finalidad de no recargar el organismo y para permitirle eliminar las toxinas de fatiga acumuladas en los músculos durante los ejercicios.

Muchos regímenes dietéticos para deportistas ofrecen excelentes recetas útiles para recuperar la energía perdida durante el esfuerzo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más