Los deportistas y las personas que realizan ejercicios físicos regulares de mediana intensidad están continuamente expuestos a lesiones, que con algunas precauciones y recomendaciones fácilmente pueden evitarse. Una de las patologías que presenta la mayoría de los deportistas profesionales está relacionada con el hiperfuncionamiento del organismo.

Básicamente, las dolencias de Salud relacionadas con el hiperfuncionamiento surgen porque la práctica de muchos ejercicios produce una sobrecarga considerable del Trabajo de los aparatos articular, muscular y de los ligamentos.

Varias de estas partes del cuerpo humano, al no estar preparadas o exigirles demasiado pueden manifestar su inadaptación a través de dolores, inflamaciones o hinzachones. Algunas investigaciones señalan que todos estos signos pueden terminar en la impotencia funcional absoluta.

Los especialistas en medicina deportiva señalan que en la categoría de lesiones por hiperfuncionamiento se encuentran los calambres y tirones; al igual que otras enfermedades como: la tendinitis (inflamación del tendón), la tenosinovitis (inflamación del tendón y de su cubierta), las inflamaciones de las fibras tendinosas o aponeuróticas de un músculo a nivel de su inserción en el hueso, las ligamentitis (inflamación de los ligamentos articulares), la periotitis (inflamación del periostio, fina membrana que cubre el hueso), algunas alteraciones cartilaginosas (condromalacia) y lesiones de la columna vertebral en período de crecimiento.

Los esfuerzos físicos repetidos requieren especial cuidado

La mayoría de estas enfermedades se deben a exigencias físicas demasiado intensas, prolongadas y repetidas o a la utilización de materiales poco adecuados. Por ejemplo, correr en una pista de atletismo con zapatos no apropiados para las carreras, puede generar daños en los tobillos y otras zonas de los pies. Al igual que utilizar una raqueta inadecuada para practicar tenis puede provocar daños en las muñecas u otros huesos de la mano.

Por este motivo, se requiere siempre especial vigilancia y ayuda de entrenadores profesionales, que ofrezcan orientaciones oportunas para evitar lesiones.

Se ha comprobado científicamente que otras causas del hiperfuncionamiento que pueden surgir a partir de la práctica inadecuada de deportes son los trastornos estáticos: desigualdad de la longitud de los miembros inferiores, desviación de la columna vertebral; además de algunos errores dietéticos como la insuficiencia del aporte hídrico o problemas metabólicos ocasionados por el exceso de ácido úrico, entre otros.

Algunos trastornos de salud comunes en los deportistas profesionales

Algunas prácticas deportivas intensas pueden también originar una verdadera patología, que se podría relacionar con una enfermedad profesional. En esta área se encuentran las fracturas casi inevitables del primer metacarpiano o la artosis trapecio-metacarpiana entre los boxeadores, la epicondilitis de los tenistas, también llamada “el codo de tenista” y la artrosis cervical de los delanteros del rugby.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más