La práctica regular de actividades físicas sostenidas, unida a una buena higiene alimentaria lleva a obtener el peso-forma, que muchos alcanzan rápidamente y otros con más lentitud. Esta medición es la que poseen los deportistas cuando realizan sus mejores marcas, lo que revela su importancia en el rendimiento, tras el esfuerzo en todas las disciplinas, bien sea futbol, natación o gimnasia.

Algunos estudios sobre medicina deportiva revelan que el cuerpo humano comprende una masa magra (los músculos) y una masa magra de tejido adiposo constituido por grasas.

El peso-forma de un deportista es el que corresponde generalmente a su mínimo de masa grasa. El entrenamiento bien llevado reduce al máximo la masa grasa, que obstaculiza la eficacia física del atleta.

La competencia exige control médico frecuente del deportista para evaluar su condición física, con el fin de prevenir y mejorar el rendimiento, por medio de pruebas respiratorias y cardiovasculares; entre las cuales también se incluyen una especial vigilancia del peso, de acuerdo al tipo de deporte.

El peso- forma corresponde a un equilibrio que se debe mantener escrupulosamente. Todas las variaciones, de más o de menos, se pueden deber a una mala dosificación del entrenamiento, a una fatiga general, a una enfermedad o a un desequilibrio dietético.

La mejor forma de pesarse

Los médicos especialistas en deportes explican que para juzgar una verdadera evolución del peso, basta pesarse una sola vez por semana y siempre en las mismas condiciones: al levantarse, después de haber orinado, con poca ropa y antes de desayunar.

En efecto, de un día para otro, algunas variaciones importantes causadas por excesos accidentales en la alimentación, la bebida o los esfuerzos físicos, entre otros, no se deben tener realmente en cuenta, pues son transitorias.

El peso representa, con el pulso, uno de los medios simples y fáciles de autosupervisión de su propia forma deportiva. La evolución del peso anotada escrupulosamente puede tener muchas implicaciones y ser muy útil en la programación de las actividades físicas.

Algunas ventajas del peso ideal en los deportistas

Indudablemente, el control del peso ofrece numerosas ventajas para los deportistas y sus entrenadores, debido a los efectos que dejará no solamente en el rendimiento, sino también en la Salud.

En las pistas de atletismo, los deportistas siempre muestran sus esbeltos y bien formados cuerpos, lo que les permite un mejor desplazamiento a la hora de correr. Igual situación es especialmente útil en las canchas de futbol o de baloncesto. La práctica regular de estos deportes ayuda a los competidores a mejorar constantemente sus condiciones físicas corporales, en las cuales un exceso de peso o una disminución muy aguda podrían ocasionar desmejoras en el desempeño.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más