El deporte puede ser una realidad para todos, independientemente de algunas condiciones de Salud que pudieran ser un poco limitantes, sin embargo, los beneficios para el organismo ayudarán a mejorar ciertas condiciones médicas. Las afecciones patológicas intervienen en la elección de las actividades físicas y es siempre necesario el apoyo familiar, como factor motivador para su realización.

Bien aconsejados y con un correcto seguimiento, el deporte es posible para mucha gente, a pesar de padecer algunas dolencias de la salud, que pudieran ser consideradas como alarmantes o crónicas para muchos. Esto significa que la mayoría de los individuos puede entregarse a las actividades físicas, lo cual resulta alentador.

Varias enfermedades crónicas mejoran con los deportes

Los especialistas en medicina del deporte, explican que los diabéticos insulinodependientes, después de una adaptación progresiva a los esfuerzos que les permita equilibrar su tratamiento, pueden hacer numerosos deportes, a condición de estar siempre acompañados siempre de personas que sepan intervenir en caso de malestar.

Los artríticos pueden ejercitar la natación o la bicicleta, lo cual permitirá mejorar sus condiciones de salud.

Esta es una patología muy común en la gente de edad avanzada, pero no se diagnostica con la misma frecuencia en individuos jóvenes, quienes pueden tener más interés en la práctica de deportes con regularidad.

Los cardíacos, después de un período de readaptación al esfuerzo, son capaces de desarrollar durante varias horas, actividades físicas de intensidad mediana, tales como la marcha, la bicicleta y la natación en agua tibia.

Los minusválidos practican la mayoría de los deportes con las adaptaciones técnicas necesarias. A veces, logran marcas que despiertan admiración entre la gente con buena salud. La intervención oportuna de entrenadores calificados es siempre conveniente en estos casos, debido a los diferentes tipos de limitaciones físicas que pueden presentar.

Por otra parte, los invidentes nadan o corren en bicicleta en tándem.

Los parapléjicos pueden practicar tenis de mesa o el baloncesto en sillas de ruedas. Y los individuos que hayan sufrido una amputación de un miembro inferior, montan bicicleta utilizando una silla de pedal.

Recuperación física y psicológica

Muchas de estas prácticas se realizan especialmente en los países desarrollados, donde los centros hospitalarios y deportivos ofrecen conjuntamente planes que les permite a los pacientes adaptarse a programas deportivos con mayor facilidad y disfrutar de sus invalorables ventajas para la recuperación física y psicológica.

Otros factores de ayuda a quienes tienen enfermedades y desean entrenamientos sencillos son las federaciones deportivas para minusválidos, porque organizan regularmente campeonatos nacionales e internacionales, lo cual motiva mucho a quienes entrenan, a pesar de sus condiciones de salud.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más