Uno de los beneficios del deporte, si se practica razonablemente, es la mejora de la Salud física y mental. Para estar seguros de que el ejercicio físico no hará correr peligros particulares a los deportistas y que se tolerarán bien, el examen médico de aptitud debe preceder a cualquier práctica de deportes.

El examen médico, corrientemente denominado examen de aptitud, puede hacerse en el consultorio de un médico general o un especialista en medicina del deporte, en el consultorio o un centro médico deportivo.

Detectar las contraindicaciones entre quienes iniciarán prácticas deportivas con regularidad

Los especialistas en medicina deportiva afirman que el examen de aptitud es obligatorio para quienes deseen vincularse a una liga o federación deportiva, con miras a competir. El examen médico culmina con la entrega o no de un certificado médico, que demuestre que la persona no tiene “ninguna contraindicación en la práctica del deporte de competencia”; sin embargo, la reglamentación para otorgar este documento siempre dependerá de las regulaciones legales establecidas en cada país.

Normalmente, solo los médicos que poseen la especialidad en medicina deportiva o la aprobación de la federación correspondiente están autorizados para expedir este certificado de salud.

Por otra parte, los expertos afirman que para todos aquellos que no necesitan certificado médico, porque practican deportes de manera independiente, es recomendable un examen médico anual, que les permita evaluar su condición.

Demasiada gente se monta en la bicicleta, se lanza a hacer caminatas o a jugar partidas de tenis, sin la certidumbre de que su organismo, no adiestrado, pueda tener alguna contraindicación.

Evitar fallecimientos durante la realización de deportes

Los exámenes médicos de aptitud deportiva son especialmente útiles, porque la muerte repentina en el terreno de competencia puede ser el tributo pagado por el descuido; a estos fallecimientos también se le conoce con el nombre de muerte ilegítima.

En la mayoría de los casos, el facultativo hubiera podido dar consejos de moderación o inclusive prohibir su práctica.

En la medida en que las personas intervengan en pruebas deportivas masivas, sin tener la garantía médica respecto a la resistencia al esfuerzo, es cuando estas actividades pueden resultar peligrosas, a pesar de su carácter ejemplar.

Los deportes bien practicados producen beneficios indispensables para la salud, pero siempre es necesario tomar las precauciones necesarias y así evitar las complicaciones de dolencias pre-existentes en el cuerpo humano.

Al realizar ejercicios físicos en las mejores condiciones posibles, las personas disfrutan de sus maravillosos beneficios a plenitud.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más