Los estilos de vida agitados de las grandes ciudades ocasionan generalmente algunas enfermedades en la población relacionadas con el sedentarismo y la alimentación deficiente, sin embargo, para mejorar estas dolencias se observa un aumento considerable de la práctica de actividades deportivas, para contrarrestar los efectos negativos del estrés.

Otros factores dañinos que influyen en la aparición de enfermedades en las ciudades modernas son derivadas de las largas horas de trabajo, el tráfico vehicular en las autopistas y la contaminación atmosférica. Para enfrentar estas afecciones de la Salud han comenzado a diversificarse las actividades deportivas urbanas.

El deporte y su regularidad

Los especialistas en medicina deportiva consideran que cuando las personas tienen buena salud, realizan esfuerzos simples y complejos, combinándolos con las horas en sus oficinas y luego un par de horas en gimnasios o realizando caminatas diarias. Pero los deportistas profesionales realizan esfuerzos mucho más pesados, buscan actividades físicas intensas, no sienten mucho cansancio y su cuerpo funcionar en armonía, gracias a las ventajas mecánicas de su organismo.

La fama de los maratones, a través de las grandes ciudades, es un ejemplo del auge de los deportes en las grandes urbes; por ejemplo, el maratón de Nueva York es uno de los más importantes del mundo.

Este evento deportivo es un testimonio patente que permite a los participantes agotar las fuerzas y vencerse a sí mismo, pero también tomar parte en una manifestación masiva y participar en una actividad recreativa colectiva de circulación en el espacio urbano. Algunos especialistas consideran que los maratones ayudan a la gente a sentirse mucho mejor a nivel psicológico, al apropiarse del espacio urbano, de un área dominada por los vehículos y el aire contaminado que generalmente dejan las grandes industrias.

Mejorías frente al estrés

Otra de las ventajas de los maratones consiste en el favorecimiento del equilibrio nervioso y muscular, que alcanza el participante que se prepara con regularidad. Algunas investigaciones científicas revelan que la práctica regular de ejercicios físicos produce un aumento en la fabricación de endorfinas, las cuales son moléculas cerebrales que tienen su función en el control del humor, de la ansiedad y el estrés.

Cuando las personas participan en carreras o maratones, el organismo humano se acostumbra a la práctica regular de estas actividades deportivas; lo mismo ocurre con los ciclistas o los montañistas.

Los deportes dejan valiosos beneficios en la salud, ayudan a recuperar el organismo de algunas dolencias y previene la aparición de enfermedades musculares, articulares y óseas. Entre otras ventajas también se incluye el desarrollo de las actitudes cardio-respiratorias, la adquisición de mejores técnicas sicomotoras y el dominio de las relaciones sociales, debido al desarrollo de actividades deportivas grupales.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más