La gente que habita en grandes ciudades con agitados estilos de vida sufre de diferentes tipos de enfermedades, asociadas al estrés emocional que ocasiona la vida moderna, tales como las fuertes responsabilidades laborales, profesionales y familiares, especialmente para los padres por la crianza de sus hijos. El estrés representa riesgos para la Salud y puede mejorarse con la incorporación de rutinas de ejercicios físicos todas las semanas.

Los especialistas advierten que muchas personas realizan grandes esfuerzos físicos durante sus horas laborales, y estos trabajadores pueden padecer de dolores musculares, articulares y óseos; por lo que se requiere de controles médicos en sus centros de trabajo, bien sean oficinas públicas o empresas privadas para prevenir riesgos y mantener la salud.

Modificaciones hormonales a partir de la práctica de deportes

Investigaciones científicas revelan que los deportistas profesionales, cuya actividad laboral depende exclusivamente de su buen desempeño físico, sufren modificaciones en su régimen metabólico. Por ejemplo, la glándula cortico suprarrenal secreta hormonas glucorticoides necesarias en cantidad mínima útil. La realización intensa de ejercicios físicos produce un aumento de la producción de algunas hormonas, que contribuyen al bienestar psicológico, produciendo mejoras en la salud y liberando el estrés de la vida diaria.

Algunos estudios sobre medicina deportiva revelan que el exceso en la producción de la hormona cortisona surge en los deportistas profesionales, que realizan esfuerzos físicos de gran intensidad. La cortisona es una hormona producida por la glándula suprarrenal, que libera el organismo humano como respuesta al estrés.

El exceso de cortisona es patente al comienzo de un entrenamiento pesado y se ha observado precisamente en los marines norteamericanos, cuando inician su formación física para el combate. Igualmente se observa un aumento en la producción de cortisona en individuos ya adiestrados, tales como los ciclistas que participan en competencias.

El estrés y el entrenamiento deportivo

De acuerdo al tipo de entrenamiento, el estrés aparece si el rendimiento deportivo exigido es superior a las capacidades físicas de las personas. Sin embargo, nunca habrá estrés en los deportistas de alto nivel, porque están bien preparados. Esto demuestra que el estrés surge de las condiciones psicológicas y del tipo de entrenamiento.

Según la estructura de la personalidad, algunos individuos comienzan a padecer de estrés cuando afrontan la competencia deportiva.

Mientras otros son capaces de obtener fuerzas de sus recursos nerviosos y afectivos, los cuales moderan las repercusiones del esfuerzo sobre el organismo. Estos casos son comunes en los jugadores de hockey sobre hielo, debido a las exigencias físicas de este deporte colectivo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más