La realización de deportes o actividades físicas sencillas con regularidad es una necesidad latente en muchas sociedades, en vista de los valiosos beneficios que implican para la Salud. Factores como el gasto energético, el juego y las motivaciones individuales y grupales intervienen en el aumento del número de personas, que cada día se vinculan con los deportes o con actividades físicas más sencillas, como largas caminatas o nadar.

Algunas investigaciones demuestran que muchas personas, actualmente se impulsan a gastar energía fatigándose por medio del deporte.

Dependiendo de la salud, el sexo o la edad, las actividades deportivas han comenzado a ser parte de la vida cotidiana y cada día tienen más presencia en muchas sociedades.

Según el filósofo y psiquiatra alemán, Karl Theodor Jaspers, (1883 - 1969) “un cuerpo dirigido por la voluntad permite consolidar fuerza y valor; el individuo abierto a la naturaleza logra una mayor proximidad frente al mundo primitivo”.

Los beneficios del deporte, ante la aparición de enfermedades

La idea de estar en forma tiene cada día más auge en las sociedades contemporáneas, no solo por la necesidad de mejorar la silueta, sino también por el interés de enfrentar, de la mejor manera posible, las inevitables enfermedades que aparecen en el organismo humano durante la vejez.

Si bien los grandes esfuerzos físicos se van moldeando con la edad, siempre es importante mantener la voluntad de practicar alguna actividad física, mientras las condiciones fisiológicas y psicológicas del organismo lo permitan.

Algunas de las principales motivaciones que tienen las personas para practicar deportes están relacionadas con: la necesidad de perder peso, intereses estéticos, la sanación de enfermedades, el deseo de socialización, darle buen uso al tiempo libre, el anhelo de gastar energía por medio de la actividad motora, el interés competitivo, el gusto por el riesgo (deportes extremos), la necesidad de aprender a entrenar y el atractivo por la naturaleza, en el caso de los deportes al aire libre o marítimos, entre otros.

El deporte y las edades

Los beneficios para la salud se han generalizado. A lo largo de la vida, estos cambian de acuerdo a las edades, pero los especialistas advierten que siempre son necesarios.

Las actividades deportivas regulares en los niños y adolescentes tienen características muy particulares, los deportes recomendados para los adultos y la tercera edad son totalmente diferentes, mientras los discapacitados entran en otra categoría, que también tiene sus rasgos distintos.

Por otra parte, la necesidad del juego y de competir siempre será importante.

Los entrenamientos individuales son altamente llamativos para muchas personas. Para quienes se interesan en los deportes y las competencias, los esfuerzos son mucho más exigentes, requieren más tiempo y el respaldo de entrenadores profesionales, que combinen elementos como los ejercicios, las dietas, los horarios, los equipamientos deportivos y las revisiones médicas frecuentes.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más