Los deportes no dejan de sorprender a mucha gente, no solo a nivel fisiológico, sino en el campo psicológico, cuyo interés sigue aumentando en todo el mundo por sus beneficios como el placer de la superación, la utilización inmediata de las capacidades adquiridas, la evasión, el atractivo de la emulación y la reducción del estrés.

Frente a las exigencias de las sociedades modernas, algunos especialistas en medicina deportiva consideran igualmente las grandes ventajas para el organismo que deja el deporte en el plano psicológico como: la capacidad de producir químicos de la felicidad, la mejoría de la autoestima y las relaciones sociales, el alivio en la ansiedad, la prevención del deterioro cognitivo, el aumento de la capacidad cerebral y las mejoras en la memoria.

Los deportes al aire libre y la salud psicológica

Para realzar las ventajas psicológicas que supone la práctica regular de deportes, los expertos recomiendan especialmente las disciplinas que se realizan en espacios abiertos, tales como la natación, el ciclismo, el footing, el jogging, el tenis, el golf y el esquí de fondo, entre otros muchos deportes que se practican al aire libre.

La natación es un deporte notable en el plano cardiovascular, respiratorio, muscular y articular, que se practica en relativa ingravidez.

El contacto permanente con el agua hace que muchos compitan, pero fuera de las competencias ayuda a la relajación y favorece el descanso mental.

El ciclismo es un excelente deporte, pero hay que cuidar no llegar a una intensidad demasiado elevada. Las pistas de ciclismo son muy placenteras para quienes disfrutan de las competencias, el ambiente abierto y despejado, que ofrecen estos centros especializados.

El footing es la marcha y junto con el jogging o trote corto son de excelente ayuda a nivel psicológico. Sus otros beneficios para la Salud son formidables, a condición de permanecer en resistencia, es decir, bajo un esfuerzo que se caracteriza por una frecuencia cardíaca, por debajo de 130 pulsaciones por minuto, sin ahogarse.

El tenis, el golf y el esquí de fondo también son ampliamente recomendados, muchas de sus cualidades son altamente provechosas en todas las áreas de la salud.

Pero es necesario tener en cuenta una regla: hay que evitar los esfuerzos estáticos con bloqueo respiratorio, como por ejemplo hacer un movimiento demasiado fuerte o pesado, que pueda originar lesiones. El golf particularmente ayuda mucho en el plano mental, por el contacto directo con el verdor de la naturaleza, la brisa y, en general, el gran atractivo paisajístico que ofrece a sus deportistas.

Los deportes y las enfermedades psicológicas

Algunas afecciones de la salud psicológica se pueden superar, gracias a la realización de deportes al aire libre como: la depresión, la ansiedad, la angustia, el insomnio, la falta de ánimo, la poca socialización, la desmotivación y el estrés laboral, entre muchas otras.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!