La flexibilidad es una cualidad en muchos deportistas, gracias al ejercicio físico regular y aunque se puede adquirir lentamente, es importante tenerla porque ayuda a la musculatura a adaptarse, por medio del alargamiento, a los movimientos articulares que demandan los deportes.

Algunos expertos en medicina deportiva consideran que por la mañana, es normal que las personas se sientan entumecidas, porque los músculos y las articulaciones se relajan durante la noche. Estirarse es un movimiento de flexibilización, una especie de despertar muscular y articular.

Recomiendan que, mientras la gente se asee o después, se estiren con la finalidad de hacer trabajar las articulaciones suavemente, sin forzar pero con toda amplitud.

Para el cuello, es necesario colocar la cabeza en todas las posiciones. Para la columna vertebral, es ideal girar el tronco a la derecha, a la izquierda doblarlo y arquear la cintura. Para los hombros, es aconsejable, realizar movimientos circulares con los brazos.

Para las caderas, rodillas y tobillos se requiere ponerse de cuclillas; luego enderezarse y pasarse en la punta de los dedos de los pies.

Levantar las piernas muy alto, hasta tocar el pecho con las rodillas. Otro de estos ejercicios se realiza inclinándose hacia el suelo y tratar de tocarlo con los dedos o con la palma de las manos, manteniendo rectas las piernas. Levantar los brazos y tratar de tocar un punto imaginario lo más alto posible. Si la persona dispone de una barra fija, es ideal colgarse con las manos, dejando que todo el peso del cuerpo estire las articulaciones.

Los ejercicios de flexibilidad deben realizarse regularmente

Para ayudar a obtener flexibilidad, un estilo de gimnasia a la americana, conocida con el nombre de “stretching”, se ha convertido en el arte del estiramiento controlado. Aunque existen muchos movimientos de gimnasia, siempre es necesario para quienes deseen obtener flexibilidad, realizar movimientos suaves por las mañanas, en una especie de “desentumecimiento”.

Algunos de estos movimientos realizados unas tres o cinco veces, sólo requieren pocos minutos al día, pero dejan sensaciones de bienestar y energía, que favorecen la Salud.

La flexibilidad y sus beneficios para todos

Aunque la flexibilidad es muy necesaria para ciertos deportes, las personas que no entrenan con regularidad, también se pueden beneficiar de sus valiosas ventajas. Por ejemplo, a una ama de casa flexible le será más fácil limpiar la cocina, sobre todo en estantes altos que demanden más esfuerzo muscular. Muchas otras actividades cotidianas como la limpieza de los pisos o paredes, también exigen cierto acondicionamiento muscular, que por medio de la flexibilidad, podrían realizarse de manera más cómoda.

Los sencillos ejercicios de estiramiento matutinos pueden ayudar a mejorar la flexibilidad entre las personas sedentarias, o para quienes se mantienen renuentes a realizar deportes o solamente caminan un par de veces por semana. Es un complemento útil y perfecto para ayudar a mejorar las condiciones de la musculatura y para atender las exigencias, que requiere el nuevo día.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!