Las infusiones herbales son utilizadas desde la antigüedad en la sanación de muchas dolencias de la Salud, pero siempre es necesario aprender a prepararlas y considerar los riesgos que supone beberlas en exceso. Las plantas utilizadas para elaborar infusiones poseen generalmente propiedades particulares, útiles para mejorar malestares relacionadas con diversas enfermedades.

Estudios realizados por nutricionistas, revelan que el café y el té son infusiones y a las tisanas se les considera infusiones o decocciones.

Las infusiones se obtienen echando el agua cuando apenas comienza a hervir, sobre una cantidad específica de flores, hojas, granos secos, enteros, machacados o pulverizados. Por otra parte, para obtener una decocción se debe dejar hervir durante un tiempo, más o menos largo, los granos, las raíces, los tallos o las frutas secas, enteras o machacadas.

El café

Con respecto al café existen muchos estudios sobre su origen, evolución y métodos de preparación. Algunas investigaciones revelan que se explotan dos variedades: la arábica, cultivada sobre todo en América Latina, aromatizada y baja en cafeína, y la robusta, cultivada sobre todo el África, más amarga y rica en cafeína.

Todos los cafés vendidos en Europa son mezclas, a veces de dos variedades, pero especialmente provenientes de cosechas muy productivas. Puede suceder que el 100% de un café elaborado con la variedad robusta o el 100% de un café tipo arábico se encuentre formado por distintos orígenes, para obtener un aroma bien determinado.

En los mercados del viejo continente también puede encontrarse el café en granos, molido, preferiblemente empacado al vacío, que preserva el aroma, en polvo o liofilizado. La liofilización es un procedimiento de conservación alimenticia, a través del cual se congela y se descongela un alimento pasando por el vacío y a una presión atmosférica baja. Tiene como resultado un alimento parecido al deshidratado, sin nada de agua, que se conserva durante largo tiempo.

Beneficios del café en la salud

Los expertos explican que el principio esencial del café es la cafeína, un estimulante del sistema nervioso, es también una fuente aceptable de vitamina PP y de potasio. El café contiene además teobromina, de donde viene su ligero efecto diurético. Algunas investigaciones afirman que en pequeñas cantidades, después de las comidas facilita la digestión. Es un estimulante del esfuerzo físico e intelectual, pero numerosas tazas pueden causar taquicardia - aceleración de los latidos del corazón - y diarreas o estreñimiento.

En muchas personas el café produce insomnio.

Aunque no se le considera al café como una bebida sanadora de enfermedades, es una infusión natural, que muchas personas utilizan para aliviar dolores de cabeza, por su contenido de cafeína. Adicionalmente, algunos médicos naturistas afirman que el café ayuda a quemar grasas, mejora el rendimiento físico, contiene nutrientes esenciales, disminuye el riesgo de padecer diábetes y reduce la posible aparición de enfermedades neurodegenerativas. ´

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más