Algunos mitos sobre la buena forma física son necesarios evitar, si se quiere obtener resultados favorables en ciertas actividades deportivas o por medio de técnicas para mejorar la figura. Aunque algunas de estas creencias se han transmitido entre varias generaciones, gracias a los adelantos científicos, hoy en día se sabe que no son ciertas y, por el contrario, impiden el normal desenvolvimiento de actividades deportivas efectivas y saludables.

Nunca bebo durante el ejercicio, eso debilita las piernas

Se trata de una de las más viejas y falsas creencias deportivas. Las actividades físicas provocan una transpiración, que como ya lo vimos, produce una deshidratación y, paralelamente, una disminución de las capacidades físicas. Por eso se debe beber, aun antes de tener sed, porque la sed se manifiesta siempre tarde y es inferior a las necesidades. Los expertos aconsejan tomar regularmente pequeñas cantidades de bebidas no alcoholizadas, preferiblemente con un poco de azúcar, después del vigésimo minuto de ejercicio.

Comprar alimentos dietéticos ayudan a obtener una buena forma

Algunos nutricionistas advierten que con frecuencia se encuentra este tipo de publicidad. Infortunadamente, las personas no pueden comprar un alimento, que en realidad, no existe. Algunos azúcares, proteínas y lípidos se han recomendado para adquirir más rápidamente una buena forma física. Este mito es falso, como lo escribía Votaire en Zadig, el producto milagroso no existe.

La clave es la higiene de la vida y la voluntad de combatir el sedentarismo.

La buena forma se obtiene pronto, con los regímenes draconianos

¡Claro que no! Los regímenes draconianos son difíciles de seguir, penosos, irritantes y estresantes. Demasiado restrictivos, agotan física y sicológicamente. Los doctores explican que muchas de estas dietas van contra la forma física. Por otra parte, los kilos perdidos rápidamente durante un régimen demasiado severo se recuperan, casi tan rápido después de iniciar una alimentación normal, lo cual anula la eficacia del régimen y, a largo plazo, puede provocar trastornos digestivos y un exceso de peso compensatorio.

Así, pues, es mejor seguir una restricción alimenticia general, pero conservando el equilibrio entre los diferentes alimentos y gastar algunas calorías adicionales, mediante la práctica de actividades físicas regulares.

Donar sangre sirve para mantener la forma

Este es otro mito que hay que evitar, usualmente muchas personas afirman esta falsa creencia, pero los especialistas médicos han explicado en reiteradas oportunidades que donar sangre, nada tiene que ver con la buena forma física.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!