Los órganos reproductores de la mujer son los ovarios, que al contrario de los testículos, están colocados en el abdomen, no lejos de los riñones. Aun antes del nacimiento, los ovarios producen un depósito de gametos femeninos llamados óvulos, luego los hacen madurar al ritmo de uno por mes, desde la pubertad hasta la menopausia, a excepción del período del embarazo.

Los estudios científicos demuestran que, el aparato genital femenino se encarga de la producción de, al menos, 500 óvulos maduros durante la vida fértil de la mujer, mientras que los testículos fabrican en el mismo tiempo miles de millones de espermatozoides.

Es cierto que el óvulo, la célula humana más grande, tiene una dimensión de cerca de cien veces superior al espermatozoide. Sin embargo, contiene el mismo número de cromosomas, 23 sacados a la suerte de la misma manera que para el espermatozoide. Es decir, el número inaudito de combinaciones que se pueden realizar entre miles de millones de modelos de espermatozoides y de óvulos. Por esta razón, ningún ser humano es similar a otro. Cada uno tiene su individualidad propia, salvo en el caso relativamente raro de los verdaderos gemelos.

El ciclo femenino y viaje mensual

Bajo el efecto de la estimulación hormonal hipofisaria, un óvulo atraviesa la pared del ovario, cuando se produce una pequeña “erupción”. Luego cae en un cornete, el pabellón que se prolonga en un largo conducto: la trompa. Los cilios vibrátiles que tapizan sus paredes hacen avanzar el óvulo, sin esfuerzo hacia el útero.

La función uterina

Los análisis científicos revelan que el útero es una cuna muscular en forma de triángulo con la punta hacia abajo, inclinado sobre la vejiga hacia adelante y que sólo tiene unos centímetros de lado (excepto naturalmente, en el período del embarazo).

Las dos trompas se abren en los ángulos superiores del útero. Su ángulo inferior se alarga para formar un cilindro hueco: el cuello uterino, por oposición al resto del órgano, llamado “cuerpo uterino”.

El cuello sobresale en el fondo de una cavidad profunda de 12 a 15 cm. En el umbral del cuello uterino es donde llegan los espermatozoides liberados por la eyaculación. Para llegar hasta el óvulo que espera, tal vez en el útero, o inclusive en una trompa, el espermatozoide debe recorrer varios centímetros, lo que representa una distancia considerable, si se tiene en cuenta su tamaño tan pequeño y el hecho de que solo vive de cuatro a siete días.

El útero es un órgano muscular, con un espesor grueso en forma de pera, que se localiza en la parte central de la pelvis, detrás de la vejiga y en la parte delantera del recto. Tiene una importante función reproductiva, porque contiene durante nueve meses, el feto en constante desarrollo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!