La andropausia está relacionada con el envejecimiento masculino y representa un descenso en los niveles de producción de la hormona masculina, la progesterona que a partir de los 40 años puede descender anualmente entre 1 y 2%, pero una vez que el hombre alcanza los sesenta años suele bajar a 30%, lo que ocasiona algunas complicaciones fisiológicas y psicológicas.

El término andropausia proviene de “andros”, “hombre” y se forma por analogía con el de menopausia “menos”, “mes”. En realidad significa la suspensión de la función hormonal masculina.

En el hombre, las modificaciones hormonales, genitales y sexuales no corren paralelas.

Las investigaciones científicas confirman que desde el punto de vista endocrino, se comprueba en algunos hombres una baja progresiva de varias hormonas, a partir de los cincuenta años. Mientras, la disminución de la actividad genital que sigue a estas modificaciones de las secreciones, surge de una manera progresiva y a un ritmo diferente según cada individuo.

El hombre no tiene casi edad límite más allá de la cual la reproducción ya no sea posible.

Eso depende únicamente de la cantidad y de la calidad de los espermatozoides, los cuales suelen ser menos numerosos con los años y menos móviles, pero con algunas diferencias de un individuo a otro.

Los análisis médico-científicos revelan que a cierta edad, los testículos ya no funcionan de la misma marera. La disminución de ciertas secreciones surge como un testimonio del envejecimiento progresivo del hombre, lo cual viene acompañado de una baja de la libido y de la impotencia.

Problemas de salud derivados de la andropausia

Una baja en la producción de testosterona masculina también genera problemas en los huesos, cabello, músculos y piel. Otros síntomas muy comunes a esta edad son un incremento de la sensibilidad, algunas alteraciones del sueño, episodios depresivos y calvicie.

La testosterona es una hormona que se encuentra relacionada con la hemoglobina y el colesterol y ante el descenso en su producción, algunos adultos mayores pueden presentar hormigueos en sus extremidades, y muchas veces mareos.

Los cambios en los hombres a estas edades, son comparables a muchos síntomas relacionados con la menopausia femenina.

Recomendaciones para enfrentar de la mejor manera la andropausia

Algunos doctores recomiendan a los pacientes que están enfrentando la andropausia, la aplicación de inyecciones de testosterona o el uso de algunas tabletas hormonales vía oral. Igualmente se aconseja prestar atención médica a la próstata, debido a que suele presentar algunos inconvenientes a estas edades.

Otros cuidados recomendados para los pacientes con andropausia son los ejercicios físicos regulares, dietas sanas y balanceadas, al igual que reducir el consumo de bebidas alcohólicas y café.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!