La caspa es una descamación del cuero cabelludo que no tiene nada que ver con la higiene, pero que incomoda mucho a quienes la padecen, debido al efecto negativo que ocasiona a nivel estético. Muchas veces se han difundido los mecanismos para combatir la caspa, pero la mayoría de la gente desconoce sus causas fundamentales.

Estudios científicos sobre la caspa, demuestran que proviene de una renovación acelerada y de una descamación más considerable de las células de la epidermis del cuero cabelludo. Si al contrario de las células eliminadas en el resto del cuerpo, estas son visibles, es porque la caspa se forma a partir de minúsculas aglomeraciones.

La caspa seca es fina, grisácea y a menudo ocasiona picor. Se forma especialmente entre los 15, 30 y 35 años. Por otra parte, la caspa grasosa, combinada con una seborrea es más espesa y amarillenta. El cuero cabelludo húmedo, “graso”, es a veces sede de pequeñas costras e irritación. En este último caso, con frecuencia se nota la caída del cabello, más rápida e inclusive más abundante.

Los componentes de la caspa

Sin embargo, algunos estudios científicos sobre el origen de la caspa señalan que con mucha frecuencia una levadura: el pityrosporum puede ser la causa. Este es un huésped normal del cuero cabelludo, pero es especialmente abundante en los estados casposos. También intervienen otros microorganismos, especialmente bacterianos.

El pityrosporum tiene enzimas que deterioran el sebo y las células, propiciando la aparición de ácidos grasos libres, que se oxidan como derivados irritantes. También se señalan problemas de queratinización y de secreción sebácea de origen alérgico.

Los productos capilares para la caspa tratan más sus consecuencias, como la naturaleza de la caspa, el estado del cuero cabelludo y el asesoramiento del aspecto del pelo, que la causa.

Sin embargo, parece que los mejores resultados se obtienen con productos que posean una propiedad bactericida y fungicida que destruye los microorganismos que - por lo menos - tienen algún papel en la descamación y la comezón.

Los tratamientos capilares para la caspa deben ser largos

El uso de productos para eliminar la caspa generalmente se realiza durante largo tiempo, a veces problemático.

La duración promedio es entre cinco y ocho semanas.

La caspa afecta tanto a los hombres como a las mujeres y representa un problema estético con algunas implicaciones psicológicas, porque estéticamente daña el aspecto de cualquier tipo de peinado e inclusive hasta la ropa, situación que genera muchas incomodidades para quienes padecen esta afección dermatológica del cuero cabelludo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!