La batalla para combatir la celulitis puede ser un verdadero desafío para muchas mujeres, pero a través de buenos hábitos como la constancia en la realización de deportes y un sueño nocturno con un promedio de ocho horas son herramientas útiles para reducir esta afección de la piel. Trotar es una de las actividades deportivas, que más beneficios aporta a quienes se interesan por reducir la celulitis.

Algunos estudios científicos describen la importancia de la higiene de la vida y señalan que consiste en llevar una vida regular, durmiendo suficientemente y haciendo ejercicios físicos.

Existen numerosos “movimientos” de gimnasia “anticelulitis”, que pueden ser también muy eficaces.

Por otra parte, si hay celulitis es recomendable la práctica de todo deporte, y muy particularmente el trote o jogging no sostenido, además de la natación, el tenis, la danza deportiva, o simplemente saltar la cuerda. Los expertos aseguran que lo esencial es no lanzarse abruptamente a un ritmo intensivo, sino observar un progreso regular en los esfuerzos.

Los tratamientos para combatir la celulitis se han diversificado en todo el mundo

Los tratamientos médicos para combatir la celulitis no intentan tratar esta afección de la piel como tal, sino los pequeños desórdenes que la causan o la mantienen. Con frecuencia hay que mejorar la circulación venosa, reequilibrar el funcionamiento hormonal regularizando los ciclos femeninos, eliminar pequeñas infecciones ginecológicas, poco molestas y con frecuencia inadvertidas.

Los médicos especialistas señalan que para disminuir la celulitis también es necesario cuidar el estado de los pies, porque un mal equilibrio estático tiene siempre consecuencias fatales a diferentes niveles. Las suelas correctoras de los pies planos o hundidos y el abandono de tacones demasiado altos, superiores a los 5 cm, se traducen con frecuencia en magníficas mejoras.

El equilibrio psíquico y su efecto en la disminución de la celulitis

Algunos factores como el estrés, las preocupaciones, las emociones y las angustias se encuentran entre las numerosas causas de la celulitis, lo que implica que quienes tienen un estilo de vida agitado en las grandes urbes son más propensos a padecerla. La práctica de la relajación, beber abundante agua e inclusive una psicoterapia para mejorar los hábitos de vida forman parte de los verdaderos tratamientos a fondo.

Entre las mejoras psicológicas que se pueden obtener y que interfieren en la reducción de la celulitis se incluye la realización de ejercicios regulares en grupo, que aportan valiosos beneficios para mejorar aspectos como la socialización.

Adquirir el hábito de caminar, al menos una hora diaria, también deja importantes mejoras en la celulitis, una afección cutánea muy común, que afecta mucho el aspecto estético, especialmente en la mujer.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!