El número de muertos en Estados Unidos por la pandemia de Coronavirus aumentó a 11 esta semana y un condado en el estado de Washington solicitó a los trabajadores permanecer en sus casas, cerró algunas escuelas y advirtió a los grupos de alto riesgo, como los ancianos o los enfermos graves, que no salgan a la calle y eviten aglomeraciones.

Los funcionarios del condado de King, que incluye a Seattle y es uno de los centros del brote de COVID-2019, instaron a las empresas a permitir que los empleados trabajen de forma remota, si es posible. Los voceros dijeron que permitirá el teletrabajo para algunos de sus trabajadores estatales, durante las próximas tres semanas, para mantenerlos protegidos de contagios.

Recomendaron que los grupos vulnerables como los mayores de 60 años, las mujeres embarazadas y las personas con problemas de Salud graves subyacentes permanezcan en sus hogares y lejos de grandes reuniones sociales; en vista de la rápida capacidad de propagación de la enfermedad de Coronavirus.

Un distrito escolar en el área, Northshore, que atiende a 22.000 estudiantes en los condados de King y Snohomish, anunció el miércoles por la noche que cerraría 36 escuelas. Las clases permanecerán suspendidas, mientras se mantenga la alerta sanitaria en esta región del norte de EEUU.

Coronavirus deja el primer fallecido en California

California también reportó su primera fatalidad y declaró un estado de emergencia por el virus.

La muerte en California fue de un anciano con problemas de salud subyacentes, dio positivo en los test del el virus el martes y probablemente estuvo expuesto, mientras viajaba en un crucero “Princess” que partió de la ciudad de San Francisco a México en febrero; dijeron funcionarios de salud pública.

Esta es la primera muerte por el brote en territorio estadounidense, fuera del estado de Washington.

El fallecido vivía en el condado de Placer, un área al noreste de Sacramento, cerca del bosque nacional de Tahoe, y se mantuvo aislado en el centro médico, Kaiser Permanente Roseville. Este fue el segundo caso confirmado de Coronavirus en el condado.

EEUU aprueba proyecto de ley para acelerar la ayuda médica y sanitaria

La nueva muerte se produce cuando los funcionarios, las escuelas y las empresas estadounidenses enfrentan una presión creciente para contener la propagación del virus. En Washington DC, la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, aprobó un proyecto de ley de 8.3 mil millones de dólares, para ayudar a financiar los esfuerzos de contención.

La votación 415-2 se produjo después de que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, venció una retirada táctica sobre las garantías de los precios de las vacunas y siguió un debate, que duró solo unos minutos.

Se espera que el Senado actúe rápidamente, para que Donald Trump pueda firmar el proyecto de ley, poniendo fondos para combatir el virus.

La administración gubernamental también está trabajando para permitir que los laboratorios desarrollen sus propias pruebas de Coronavirus, sin buscar primero la aprobación regulatoria; dijo el secretario de salud de Estados Unidos, Alex Azar.

Trump había anunciado que ayudaría a controlar esta pandemia, a le brevedad posible. Envió mensajes tranquilizadores al pueblo estadounidense, sin embargo, los fallecimientos y los contagios no se han detenido en esta nación norteamericana.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!