El cuidado de las uñas es primordial para que las manos luzcan con una buena apariencia, las mujeres normalmente se interesan por mejorar su aspecto femenino, por medio de una buena manicure, con el objetivo de lucir hermosas y atractivas. Los cuidados de las uñas no solo revelan Belleza, también demuestran Salud.

Para arreglar las uñas de la manos, los especialistas en manicure señalan que se deben seguir varios pasos, los cuales realizados regularmente ayudarán, poco a poco, a mejorar su aspecto, porque éstas son muy importantes en la apariencia personal de la mujer.

A la hora de realizar la pedicure es importante estar en un lugar cómodo, con buenos sillones, iluminación y ventilación, debido a que este proceso puede durar - al menos - una hora.

Se debe comenzar por quitar el esmalte viejo con un algodón regularmente impregnado en disolvente, presionando la uña y luego efectuando un movimiento giratorio.

Los masajes de las uñas

Las uñas deben limarse con la parte más gruesa del esmeril y luego pulirla con la parte fina, de fuera hacia adentro, sin despegar las esquinas. Es recomendable dar masajes con una crema para cutículas, en la base de cada uña, con movimientos circulares y dejarla por unos minutos, para que haga efecto.

Se debe humedecer las manos en agua jabonosa tibia, luego cepillarse suavemente la parte superior de las uñas. Posteriormente se deben secar las uñas muy bien, es necesario retraer verticalmente las cutículas con algodón humedecido en agua emoliente.

Se debe cortar los pedacito de piel, pero que no queden demasiado cortos y sin tocar la cutícula.

Es aconsejable dar masajes a la mano con una crema, insistiendo en la base de las uñas para humectarlas. Después de haber quitado toda huella de grasa, es recomendable pulir las uñas con una lima haciendo movimientos horizontales.

Se debe poner base sobre toda la superficie de la uña y luego dejar que seque perfectamente.

Pintar las uñas

Para finalizar se aplican 2 ó 3 capas finas de esmalte. Al realizar este paso es necesario comenzar por el centro de la uña, luego inclinar los dedos y pintar los lados. El objetivo es lograr que la aplicación del color se realice adecuadamente, para que el esmalte aplicado de manera regular en todo el espacio de las uñas.

La selección del color también es importante a la hora de realizar la manicure. Tonalidades en color rosa claro, beige o blanco son recomendadas para quienes trabajan con niños, jóvenes, enfermos, discapacitados o ancianos. Mientras los tonos más fuertes, como el rojo, anaranjado, fucsia o violeta es aconsejable aplicarlo para quienes trabajan en restaurantes, discotecas, boutiques y comercios, como ventas de ropas o maquillaje. Siempre es necesario saber seleccionar adecuadamente el color del esmalte, porque tienen alta incidencia en la apariencia personal e influye en el tipo de trabajo que se realice, especialmente si la persona trabaja con público.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!