Además de fortalecer los huesos, ayudar a bajar de peso y tonificar los músculos, se sabe que correr es un deporte positivo para muchos aspectos de la vida. Sin embargo, los últimos estudios testifican que correr ayuda a disminuir el riesgo de contraer ciertos tipos de tumores y que es la receta perfecta para una vida feliz. En resumen, correr y la felicidad es una combinación perfecta.

Beneficios en las relaciones interpersonales y laborales

Correr nos hace sentir más ligeros físicamente, pero sobre todo mentalmente. Según una investigación realizada por el Instituto Piepoli, el fenómeno ahora afecta a una de cada dos personas y se adapta a los cambios climáticos.

Aquellos que corren están interesados ​​en verificar su rendimiento, mejorarlos y posiblemente también usar la tecnología para mejorar su actividad física.

¿Bienestar? Está asegurado. En el 60% de los corredores, mejoró las relaciones interpersonales y el 75% mejoró las relaciones laborales. A medida que aumenta la autoestima, otros hábitos también cambian. Los que aman correr van más al cine, leen con más frecuencia, se destacan en la posesión de mascotas, hacen más voluntariado y caridad.

Correr tiene grandes beneficios sobre todo para las mujeres

Además de ser un gran deporte especialmente las mujeres, pueden beneficiarse de ello. Correr viene en ayuda de las mujeres. Y es que existe una correlación con algunos cánceres femeninos: correr reduce el riesgo de cáncer de seno hasta en un 12%, hasta 40% en el útero y entre 30-40% en el colon.

En resumen, una hora de actividad aeróbica moderada por día es suficiente para obtener resultados precisos. Por esta razón, la Fundación Veronesi ha desarrollado, desde 2014, el programa Pink is Good, un equipo de atletas oncológicos que, bajo la supervisión de médicos, entrenan siguiendo un programa específico.

Y finalmente. La hormona de la saciedad se ve directamente relacionada con la Salud, el bienestar mental y la nutrición. Correr, de hecho, también estaría relacionada con algunos hábitos que observamos en la mesa pues este deporte vincula a los efectos de la carrera con la leggina, la hormona de la saciedad, directamente relacionada con la dopamina, la hormona del bienestar.

El motivo se debe que al momento de correr se lleva a cabo un proceso químico en el cerebro. Lo que sucede es que se crean endorfinas, neurotransmisores que producen en el cerebro sensaciones muy positivas.

Las personas que disfrutan de este deporte afirman que salir a correr es muy complicado al principio, pero que a medida que avanzan los días, esto se convierte en una adicción. La respuesta es que todo está directamente relacionado con las endorfinas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!