Las estadísticas internacionales sobre Salud revelan que en la mayoría de los países industrializados existen altas cifras de personas con enfermedades como cálculos biliares, colesterol alto y diábetes. Algunos estudios científicos muestran que estas dolencias de la salud son el resultado de ingerir altas cantidades de bebidas gaseosas, preparadas con edulcorantes, sabores artificiales, colorantes y componentes químicos.

Muchos padres, por razones de tiempo o comodidad, prefieren darle de beber a sus niños pequeños refrescos, jugos de frutas envasados o bebidas a base de mezclas de polvos con sabor a frutas diluidas en agua.

Darles estas bebidas a los hijos a tempranas edades, supone un riesgo para la salud del niño en el futuro y perjudica su sano crecimiento. De acuerdo a la opinión de algunos médicos especialistas, beber refrescos gaseosos puede generar dependencia a este tipo de bebidas, por su alto contenido de azúcar.

Sin duda que los refrescos y los jugos envasados tienen un rico sabor y facilitan las labores culinarias, porque son muy prácticos a la hora de servirlas. No obstante, es más conveniente tomar jugos de frutas exprimidos en casa como el de naranja, toronja o preparar una limonada. Estas bebidas refrescantes no deben endulzarse con azúcar.

Quienes que viven en zonas rurales tienen la tendencia a consumir altas cantidades de jugos naturales, en lugar de refrescos.

Esto debido a la cercanía a los sembradíos, que les aporta una gran variedad de frutas frescas, lo cual es una ventaja y les ayuda a prevenir la aparición de enfermedades.

El consumo de café produce enfermedades cardíacas

El hábito de tomar una taza de café negro durante el desayuno, a mitad de mañana, después del almuerzo y durante la tarde es una costumbre que, por lo general, la tiene mucha gente.

La mayoría de las personas en diferentes países del mundo toman diariamente mucho café. Esta bebida realizada a base granos de café molidos tiene una alta demandada a nivel internacional.

Los especialistas en nutrición han explicado en reiteradas oportunidades que el consumo excesivo de café durante el día produce enfermedades del sistema cardiovascular y estomacal.

No obstante, mucha gente no toma en consideración estas orientaciones médicas y siguen tomando varias tazas de café negro diariamente. De hecho, ni los abuelos dejan de tomar café negro. Los médicos explican que es mejor consumir café descafeinado, por su bajo riesgo para la salud.

Las infusiones de plantas medicinales son más saludables

Las infusiones de manzanilla, tilo, toronjil son excelente sustitutos del café, pero tampoco se les debe endulzar con azúcar blanca, ni morena. En todo caso, es más recomendable agregarles miel.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!