Las rutinas de limpieza en el hogar son siempre necesarias para evitar la aparición de enfermedades y entre las más comunes se encuentran las alergias respiratorias y las gripes, muchas veces causadas por la acumulación de polvo en muebles, alfombras, mesas, escritorios y ventanas, entre otras áreas del hogar.

Algunas investigaciones médicas han señalado que las gripes pueden evitarse en pacientes de todas las edades, especialmente si son niños, adolescentes, adultos o ancianos, evitando que cuando están con gripe se mantengan en habitaciones donde existan numerosos artículos colmados de polvo, lo cual es muy común.

La limpieza de los dormitorios favorece el descanso de pacientes con gripe

En las habitaciones donde las personas con gripe pueden descansar, normalmente existen artículos de todo tipo que pueden estar sucios y contener mucho polvo, entre ellos: adornos, juguetes, ropa vieja, peluches, cuadros, alfombras, ropa de cama, calzados viejos, lámparas, entre otros enseres.

Si las personas no mantienen un aseo adecuado de estos espacios en los hogares, en los cuales los pacientes normalmente suelen descansar para recuperarse de una gripe, es muy probable que las horas de descanso se compliquen más, debido a los artículos contaminados que suelen permanecer en estas áreas de las viviendas.

Los cuidados para los alérgicos en el hogar

Con respecto a las alergias, la situación es mucho más compleja.

Especialmente porque estos pacientes tienen una condición relacionada con enfermedades de otorrinolaringología, que suelen requerir un tratamiento médico muy diferente a las personas enfermas de una gripe común.

Algunas recomendaciones médicas para pacientes alérgicos señalan que la higiene de las habitaciones en el hogar, donde descansan este tipo de pacientes, deberá limpiarse todos los días.

Las almohadas, cojines, almohadones, edredones viejos suelen acumular una cantidad considerable se insectos llamados ácaros, los cuales son insalubres.

Si en las habitaciones donde descansan los pacientes con alergias respiratorias, se encuentran mascotas como gatos o perros, la situación del alérgico suele complicarse, especialmente porque estos amorosos animales de compañía producen partículas contaminantes que se dispersan por el aire y generan más tos y estornudos.

Para las personas que cuidan a los pacientes enfermos de alergias es importante dedicar un tiempo para la higiene adecuada de este tipo de habitaciones. En este caso, es importante también la limpieza de los pisos, las ventanas y los muebles, porque suelen acumular mucho polvo durante el día. De hecho, las rutinas de limpieza deberán realizarse diariamente para ayudar a los pacientes alérgicos a recuperarse pronto.

Especiales cuidados en la higiene se debe tener en el área de los clósets, gaveteros, estantes y repisas. El lavado frecuente de la ropa es especialmente importante, al igual que sacar de la habitación de la persona alérgica toda la ropa vieja o calzados que pudieran contener polvo y otras suciedades que dificultarán su recuperación.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!