La llegada de la época invernal es causa de alarma para quienes ya han tenido que pasar anteriores Navidades con gripes, resfriados, alergias y otras enfermedades respiratorias que empañan los festejos típicos durante esta época del año. Sin embargo, existen algunas medidas básicas que pueden ayudar a mucha gente a evitar contraer estas dolencias de la Salud, a pesar del frío.

Algunas investigaciones científicas revelan que las personas se contagian de gripe durante el invierno, porque los virus proliferan con más rapidez sin las cálidas temperaturas de verano. Adicionalmente, la exposición involuntaria a fuertes corrientes de aire frío, que pueden entrar en los hogares hace que la gente esté más expuesta al cambio brusco de la temperatura y comiencen a desarrollar estados gripales o alergias respiratorias.

Es común que los médicos especialistas en otorrinolaringología expliquen a los pacientes la importancia de evitar exponerse a las fuertes corrientes de aire del invierno, muchas veces difíciles de evitar. Al abrir las ventanas de las casas o departamentos las brisas heladas pueden fácilmente crear episodios de alergia o comenzar a provocar estados gripales.

Más ropa y abrigos ayudan a enfrentar el clima frío y protegen la salud

Antes de la llegada del invierno es prudente empezar a limpiar toda la ropa que se necesitará para enfrentar esta temporada del año y evitar enfermedades respirarorias. Las bufandas, gorros, guantes, abrigos, chaquetas y medias son algunas de las vestimentas que se deben comenzar a utilizar, mantenerlas cerca de la entrada a los hogares en espacios limpios y cómodos para facilitar su utilización.

El estrés de la vida cotidiana normalmente mantiene a la gente muy activa, pero es necesario aumentar las medidas de protección de la salud para evitar días con gripes o alergias, con los malestares desagradables que implican, tales como: tos, estornudos, dolores óseos, goteo nasal, dificultad para respirar, inapetencia, entre otros muy comunes. Las enfermedades respiratorias también implican una baja en las actividades cotidianas y en el rendimiento laboral.

Los doctores normalmente aconsejan también que es recomendable evitar ingerir bebidas muy frías o con hielo durante la temporada de invierno, especialmente las personas alérgicas o propensas a contraer gripe durante esta época del año. Las bebidas calientes son excelentes aliados para enfrentar el descenso de las temperaturas del invierno.

Mantener una buena temperatura en el hogar previene enfermedades respiratorias

Por otra parte, los baños en la ducha o bañera deben realizarse con ciertas precauciones, por ejemplo, es importante realizarlas en espacios cerrados y libres de corrientes frías de aire. Mantener las áreas del hogar con la calefacción encendida, si es necesario, abrigarse tanto dentro de la casa, como al salir a la calle. Simples medidas de protección pueden evitar días de reposo en cama con los incómodos malestares que generan las gripes y las alergias respiratorias.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!