La tos consiste en una expulsión brusca de aire, el cual se encuentra contenido en los pulmones. Científicamente, la tos también es considerada como un mecanismo de defensa que utiliza el organismo humano, ante la aparición de afecciones en las vías respiratorias y contribuye a la movilización de las secreciones bronquiales o a la expulsión de cuerpos extraños, que eventualmente pudieran ocasionar obstrucciones.

Las investigaciones científicas han demostrado que la tos tiene más relación con los estados gripales o los estados alérgicos. La tos afecta a los alérgicos, especialmente si están expuestos a alérgenos.

Muchas son las investigaciones médicas que señalan la importancia de cuidar a las personas alérgicas de los factores desencadenantes de episodios de alergias respiratorias. Los alérgenos son sustancias que provocan una reacción alérgica del cuerpo humano y entre ellas se encuentran la tos, acompañada de los estornudos.

Igualmente, hay que considerar que la tos persistente origina irritación y dolor de garganta, además de ser un medio de expulsión de saliva, la cual puede contagiar con enfermedades virales a las personas que se encuentren cerca.

La tos puede clasificarse también en tos húmeda: cuando está acompañada de flemas, sean o no expectoradas. Y la tos seca, la cual se presenta con ausencias de flema y los médicos también se encargan de tratarlas.

Algunas infecciones pueden provocar tos

La tos que se genera por estímulos inflamatorios es ocasionada por algún tipo de infecciones producidas por bacterias, virus y hongos. Sin duda, que es este es uno de los tipos de toses más comunes y suele presentarse en pobladores de áreas urbanas o rurales con mucha frecuencia. Sin embargo, en las áreas donde existe una fuerte insalubridad las infecciones que producen tos son mucho más frecuentes.

La tos alérgica es inevitable, ante la exposición a los alérgenos

Y con respecto a los alérgicos la tos es totalmente diferente. En este caso, es normal que las personas alérgicas se expongan inevitablemente a alérgenos como el frío, el polvo que inevitablemente entra en los hogares o el smog que producen los automóviles en las ciudades.

Las recomendaciones médicas en el caso de las personas alérgicas señalan que estos pacientes deben realizar el mayor esfuerzo posible para evitar exponerse a alérgenos, tales como: perfumes fuertes, el pelaje de las mascotas, el polvo, el aire acondicionado a elevadas temperaturas o en horas nocturnas o las emisiones contaminantes de las construcciones o fábricas cercanas, entre otros.

En el caso de los niños alérgicos, la tos puede comenzar con simplemente bañarlos con agua fría, porque inmediatamente podrían empezar a toser o estornudar e iniciar un episodio alérgico, que podría durar horas o días y requerir el uso de medicamentos recetados por el médico.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!