Un avión que transportaba la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 aterrizó hoy en México, trayendo optimismo y esperanza a una nación que ha sufrido una de las tasas de muerte más altas del mundo a manos del virus. El avión llegó a la Ciudad de México poco después de las 9 a.m., proveniente de Puurs, la región noreste de Bélgica donde se ubica la planta de Pfizer que produce la vacuna, luego de una escala en Cincinnati.

La vacuna fue recibida por Hugo López-Gatell y Marcelo Ebrard

En la mañanera de ayer , Ebrard dijo a la prensa que el envío de hoy sería el primero de muchos ya que el país inicia su campaña de vacunación este mes.

“Entre mañana y el último día de enero, México recibirá 1,417,659 dosis. El próximo envío será el próximo martes”, dijo.

México también ha comprado 77,4 millones de dosis de una vacuna alternativa, producida por AstraZeneca en asociación con la Universidad de Oxford, en el Reino Unido. La vacuna AstraZeneca se está utilizando en el Reino Unido, pero México aún no ha autorizado su uso. Se espera que reciba la autorización a finales de enero.

En la conferencia mañanera de hoy, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que mañana comenzarán las vacunaciones y los trabajadores de Salud serán las primeras personas en recibir la vacuna. Se vacunará a la población en general según la vulnerabilidad y el grupo de edad después de los trabajadores de salud de primera línea.

Se espera que la campaña finalice en marzo de 2022.

México es el cuarto país más contagiado del mundo

La cifra de muertos en México por COVID-19 llegará a 120.000 esta semana y solo Estados Unidos, Brasil e India reportaron cifras más altas. El débil servicio de salud del país se ha visto inundado de pacientes en áreas como la capital, que el sábado por la noche regresó al cierre después de que los casos aumentaron a un ritmo alarmante y la ocupación de los hospitales superó el 75%.

Tanto el presidente como el zar de COVID-19, López-Gatell, han sido criticados por su lenta respuesta al virus. El presidente causó un gran revuelo a principios de este año cuando afirmó que una conciencia limpia lo ayudó a mantenerse libre de virus, mientras que López-Gatell evitó la importancia de las máscaras para reducir la propagación del virus.

México ahora ha reportado más de 1.3 millones de casos positivos de COVID-19 según datos de la Universidad John Hopkins, aunque ha habido preocupaciones sobre la naturaleza opaca de los informes de COVID-19 en el país. En octubre, el director del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades de México, Ruy López Ridaura, dijo que el número oficial de muertes en ese momento, 88,924, probablemente “sería al menos 50,000 más”.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!