La prevención de los rayos solares es indispensable para evitar el envejecimiento prematuro de la piel del rostro y aunque las personas se queden en casa siempre es necesario mantener el cutis cuidado con protectores solares, debido a que su intensidad siempre repercute en la delicada piel de la cara.

Algunos estudios científicos sobre dermatología advierten sobre la importancia de utilizar protectores solares cuando las personas están durante largas horas expuestas a la luz solar. Tal es el caso, por ejemplo, de la gente que acude a playas, piscinas, campamentos o simplemente realizan sus trabajos en espacios al aire libre, como los campesinos o los obreros de construcción, entre otros.

Los médicos dermatólogos siempre recomiendan aplicar protectores solares en la piel del rostro, luego de realizar una limpieza con agua y jabón. Además, recomiendan utilizar protectores que sean resistentes al agua, de manera que quienes acuden a playas o piscinas, puedan estar protegidos durante largas horas.

Las recomendaciones dermatológicas en relación a la protección solar también abarca a los niños, especialmente por lo delicada que es la piel a tempranas edades y por la necesidad de los chicos de pasar largas horas en parques, plazas, playas o balnearios expuestos a la intensidad de la luz solar.

El rostro, el cuello y el pecho deben cuidarse con protección solar

La aplicación de los protectores solares es aconsejable realizarla no solamente en la piel del rostro.

Este procedimiento también debe extenderse hasta el área del cuello y, de ser posible, la zona del pecho. La cotidianidad de la vida citadina también puede generar daños solares en el rostro, si la persona permanece durante varias horas en la calle en ciudades o poblados con temperaturas elevadas durante la mayor parte del año.

Los ancianos demandan igualmente atención especial, en lo que se refiere a la exposición a los rayos solares, en este caso, los cuidados deberán estar orientados en función de las condiciones médicas de la piel.

Muchas veces afectada por otro tipo de padecimientos, como por ejemplo, las verrugas o las manchas.

La intensidad de los rayos solares puede dañar la piel a cualquier edad

Los efectos nocivos de los rayos solares se pueden observar a cualquier edad; según algunas investigaciones científicas. Esta es la razón por la cual los bebés, los niños, las personas que realizan deportes al aire libre y la gente de la tercera edad deben recibir cuidados especiales con protectores solares que les ayuden a detener daños en la piel como: quemaduras, insolaciones o envejecimiento prematuro.

Los cuidados dermatológicos ante los rayos solares también deben ser especiales para quienes habitan en regiones con bajas temperaturas durante todo el año, pero pasan las vacaciones en regiones con climas cálidos, expuestos a la calidez que les ofrece el sol.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!