Oficialmente, se acerca el invierno. Y aunque en México no podemos ver la nieve por la ventana, le tenemos miedo al gris, la niebla y la pandemia, a veces queremos calentarnos. Y nada te calienta tan eficientemente como el té caliente. La versión invernal de esta bebida tiene muchas caras: se puede enriquecer con frambuesas, jengibre, naranja, clavo e incluso manzana y ron.

Ingredientes necesarios

El té de invierno es una bebida perfecta en su sencillez: todo lo que se necesita es un té favorito y algunas adiciones para disfrutar de su profundo sabor y llenar el hogar de un hermoso aroma. Para la preparación de té de invierno, las variedades de negro son las mejores.

También se puede beber con la adición de limón.

Si hay un poco más de tiempo, se puede preparar desde el té de hojas: el polvo seco en bolsas suele ser la parte de peor calidad del té y, más específicamente, las sobras que se desperdician en la producción de té de hojas. El té en bolsitas no da un sabor tan intenso como el té de hojas. Debido al contenido de polvo, la infusión en sí no es clara ni clara, y también puede ser desagradablemente amarga, lo que ciertamente no queremos. Por ello aquí describiremos los ingredientes que determinan un mejor sabor del té.

Receta de té de invierno

No existe una receta única de té de invierno para todos. Le presentaremos algunas de nuestras propuestas, no se centre en una, ¡pruébelas todas! Cada uno tiene un sabor único y propiedades distintivas.

Todas las bebidas tendrán una base universal: té negro esencial recién hecho, por lo que en recetas individuales nos centraremos en preparar las coberturas. Posteriormente, basta con mezclarlos con la infusión en proporciones que se adapten a nuestras preferencias gustativas.

Té de invierno con frambuesas

El té de invierno con frambuesas es, podría decirse, un árbol de hoja perenne entre las bebidas calientes.

El mejor sabor proviene de la adición de jugo de frambuesa rubí, pues además de sus propiedades para la Salud, tienen ese estilo especial que no se puede replicar.

Ingredientes::

  • media taza de frambuesas
  • 2 cucharadas de azucar
  • cucharadita de miel
  • agua.

Hervir las frambuesas con azúcar hasta que la mermelada espese, si encuentras que la consistencia es demasiado espesa, agrega un poco de agua tibia.

Filtrar la masa resultante a través de un colador para quitar las semillas y luego combinar con el té.

Té de invierno con jengibre

El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas y también alivia los síntomas de los resfriados y la gripe. Es por eso que el té de invierno con jengibre es una propuesta perfecta para tiempos de inmunidad debilitada. Para prepararlo necesitas los siguientes ingredientes:

  • un poco de raíz de jengibre
  • 2 cucharadas de miel
  • agua

Pelar el jengibre y cortarlo finamente. Agregar la miel y el agua, y dejar hervir el almíbar. Luego colar y agregar al té.

Té de invierno con naranja

Nada está más asociado con el invierno que las naranjas. Repleta de vitamina C, esta fruta puede ser una maravillosa adición del té.

Para preparar té de invierno con naranja, necesitará:

  • rodajas de naranja (varias piezas por vaso)
  • rodajas de limón (2 por vaso son suficientes)
  • azúcar.

Coloca las rodajas de naranja y limón bastante gruesas en el vaso. Agrega los clavos y el azúcar y vierte el té encima.

Té de invierno con ron

Ten en cuenta que esta es una opción solo para adultos. Pero el ron sin duda va bien con el té. La temperatura caliente saca de este alcohol el mejor sabor cálido que es tan agradable para calentar la garganta.

Para el té de invierno con ron, prepara los siguientes ingredientes:

  • un vaso de ron
  • cucharadita de miel
  • jugo de limón

Vierte el té en una taza. Agrega ron, miel y jugo de limón. No reemplaces la miel con azúcar aquí, ya que la miel va muy bien con el ron.

Té de invierno con manzana

Vale la pena saber que las manzanas están llenas de vitaminas. Esto es valioso, especialmente en tiempos de pandemia. Pero las manzanas también contienen mucha fibra, especialmente en la cáscara. La fibra mejora la peristalsis intestinal y nos sacia por más tiempo. Las manzanas no son solo un bocadillo saludable. También son perfectos para preparar una bebida caliente como el té de invierno con manzanas. Para prepararlo, necesitarás:

  • media manzana
  • una cucharadita de azucar.

Hay dos opciones: puedes cortar la manzana en trozos pequeños, verter té y agregar azúcar. También puedes calentar ligeramente la manzana con el azúcar (y un poco de agua para que no se queme) a fuego lento, evitando que se deshagan. Esto mantendrá su forma, pero dará un sabor interesante y mucho más intenso.

Preparar té de invierno

El té de invierno se prepara mejor en una tetera. Actualmente, se encuentran disponibles variantes de vidrio con colador, lo que permite obtener una infusión clara sin necesidad de filtración adicional: el colador retiene elementos sólidos y al mismo tiempo permite extraer la verdadera esencia del sabor del té. Si el té se prepara durante demasiado tiempo, se volverá amargo. Una vez transcurrido el tiempo, retira el colador y vierte el té.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!