En un nuevo estudio, los investigadores de la Universidad del Sur de California encontraron que trabajar desde casa afectaba negativamente nuestra Salud física y mental, aumentaba las expectativas laborales y la distracción, limitaba la comunicación con los colegas y, en última instancia, reducía nuestra productividad.

Desde que se hace home office, el trabajó ha aumentado al menos 1.5 horas al día

Muchas personas han estado trabajando de forma remota desde marzo. Algunas están satisfechos con eso, otras no necesariamente. Resulta que los efectos de la oficina en casa pueden ser deplorables. Un estudio reciente encontró que el tiempo que se pasa en el lugar de Trabajo en casa, aumentó en aproximadamente 1,5 horas, y que muchos de los empleados han informado haber experimentado una baja en la satisfacción laboral y que han presentado algunas dolencias como dolor de cuello por estar tanto tiempo frente a la computadora.

El impacto de la oficina en casa en la salud

La encuesta se llevó a cabo durante los meses de abril y junio de 2020 y las respuestas sobre el estilo de vida, el entorno de trabajo en el hogar y el bienestar físico y mental revelaron la siguiente información sobre esta primera fase del período de "trabajo desde el hogar" de la pandemia :

  • Más del 64 por ciento dijeron que tenían nuevos problemas de salud física.
  • Alrededor 75 por ciento de los encuestados aseguran haber tenido algún problema de salud mental.
  • Empleados con un salario anual inferior a 100.000 dólares, con más frecuencia que los trabajadores masculinos o de ingresos más altos, informaron haber experimentado problemas de salud.
  • Las empleadas padecían depresión con mayor frecuencia.
  • Los papás con bebés tienen alguna probabilidad de tener problemas mentales.
  • Tener hijos mayores de 12 años en casa disminuye las probabilidades de tener problemas de salud.
  • Más de la mitad de los empleados han reajustado sus horarios.
  • Los animales parecen tener efectos positivos sobre la salud física o mental.
  • Los empleados dejaron de hacer ejercicio y comieron más de lo normal.
  • El cansancio tan físico como mental les provocó tener más apetito e ingerir con mayor frecuencia comida chatarra.
  • Menos de la mitad de las personas que hacen trabajo desde casa tienen un lugar para desarrollar su trabajo, y casi la mitad tiene que compartir su lugar de trabajo con otras personas en casa.

Para evitar que las continuas olas de la pandemia de coronavirus sigan tendiendo un impacto aún mayor en la salud física y mental, es importante preparar un lugar cálido, iluminado y armonioso en el cual realizar las labores del trabajo, ya que esto no sólo minimizará las interrupciones y la desconcentración, sino que provocará que la paz que se tiene al trabajar en calma reduzca significativamente los problemas de salud, aseguró Burcin Becerik-Gerber, uno de los autores del estudio.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!