Una de las responsabilidades familiares que no se deben olvidar durante las celebraciones de la Navidad es la necesidad de saber preparar comidas sanas durante las fiestas, porque una mesa colmada de deliciosos platillos puede no ser conveniente para la Salud de algunos miembros de la familia.

Durante la Navidad abundan las tentaciones culinarias, basadas en muchísimos platillos típicos preparados con una infinidad de ingredientes, que son útiles para la preparación de deliciosas recetas, pero que en los casos de las personas diabéticas, alérgicas o con enfermedades estomacales no son nada recomendables.

Quienes cocinan en casa durante la Navidad siempre deben tomar en cuenta las condiciones de salud que existen en la familia y cuáles son las comidas más recomendables para mantener a todos sanos y celebrar la Navidad sin riesgos. Algunas sugerencias como reducir la sal o las grasas en las comidas es necesario tomar en cuenta, pero muchos tienen dudas sobre si las recetas quedarán bien preparadas o gustarán a todos.

Igualmente es necesario controlar el tipo de carnes que se va a utilizar a la hora de cocinar, porque mucha gente prefiere para sus platillos navideños la carne de cerdo, mientras otros utilizan carnes blancas como el pavo. Con buenas recomendaciones culinarias estos platillos pueden prepararse y quedar exquisitos, pero aprendiendo a cocinarlos sin muchos condimentos o aderezos aceitosos.

Cocinar sano y rico en Navidad

Algunos chefs de cocina pueden sugerir ideas maravillosas para aprender a cocinar sano y delicioso a la vez. Siempre será mejor una rica ensalada aderezada con jugo de limón, aceite de oliva y poca sal, en comparación con aquellas que llevan mucha mayonesa o aceites de maíz o soja. Además, cada año que pasa la gente envejece, por lo cual es prudente no solamente considerar a los ancianos, sino saber cuidar la salud a tiempo, especialmente los adultos.

Ajustar las porciones de comidas de Navidad puede ser una alternativa, especialmente si se quiere degustar estos platillos, pero también evitar el aumento de peso. Muchos son los esfuerzos que la mayoría de la gente realiza para mantener una buena forma física durante todo el año, los cuales puede perderse rápidamente si la gente pasa, al menos, un mes comiendo alimentos de Navidad.

Los padres deben estar atentos de lo que comen sus niños, frente a las tentaciones en Navidad

Igualmente, es necesario considerar los cuidados en los niños, quienes pueden estar tentados muchas veces a comer muchos dulces y pasteles, que pueden provocarles caries dentales o un aumento de peso inesperado.

Es responsabilidad de los padres vigilar que los chicos se mantengan alejados de todos aquellos excesos alimenticios muy comunes durante esa temporada festiva del año. Cuidar la alimentación de todos en la familia, durante la Navidad les ayudará a comenzar un nuevo año con salud o con menos enfermedades.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!