La comisión de Salud estatal de China informó este fin de semana que ha entrado en 'modo de guerra' por los 37 nuevos casos locales de COVID-19, incluidos otros 34 casos en la provincia de Hebei que rodea a Beijing.

Prohiben la salida de la ciudad de Shijiazhuang a 11 millones de habitantes

En Shijiazhuang, la capital de la región, donde se detectaron 32 de los nuevos casos locales de COVID-19, las autoridades también impusieron una prohibición de recolección el jueves y se les dijo a las personas en áreas de alto riesgo que no abandonaran sus vecindarios. Las autoridades prohibieron la salida de la ciudad de Shijiazhuang, de 11 millones de habitantes.

Un total de 53 nuevos casos de COVID-19 fueron reportados en China continental en las 24 horas previas, de los cuales 16 fueron identificados como importados del exterior. También se han detectado 57 nuevas infecciones asintomáticas por coronavirus, que no se encuentran entre los casos confirmados de COVID-19 en China, según un informe del comité de salud el viernes.

Estos números son mucho más bajos que durante la primera ola de infecciones en la primavera de 2020 y más bajos que los saldos registrados actualmente en muchas otras partes del mundo. Sin embargo, las autoridades chinas están endureciendo las regulaciones para proteger al país del regreso de la pandemia y el riesgo de propagar cepas mutantes del virus que pueden ser más contagiosas.

En el Cantón del Sur de China, han regresado las estrictas mediciones de temperatura en las entradas de algunos edificios. En algunas zonas del país, las autoridades han ampliado el período de cuarentena por coronavirus de 14 a 21 días. También aconsejan a los residentes que se abstengan de viajar durante las próximas vacaciones del Año Nuevo chino, el 12 de febrero.

La incidencia oficial de COVID-19 en China continental se elevó a 87 331 el viernes, y el registro oficial de defunciones no ha cambiado en muchos meses a 4,634, según un informe diario de la comisión estatal de salud.

Se han cerrrado carreteras y prohibido las reuniones para evitar más contagios

Para evitar que el virus se propague a otras regiones, se cerraron las principales carreteras a Shijiazhuang y se suspendieron las conexiones de autobús entre las ciudades.

El periódico estatal Global Times informó que los boletos de tren de Hebei a Beijing actualmente no se venden.

Para limitar la propagación del coronavirus, las autoridades provinciales de Hebei han prohibido las reuniones, también se han cerrado escuelas y se han suspendido los viajes en autobús y tren. Según el periódico estatal "China Daily", hasta ahora 600 mil residentes provinciales aprobaron pruebas de coronavirus.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!