Si bien la cantidad de casos nuevos de COVID-19 en todo el estado continúa disminuyendo, los neoyorquinos deben permanecer cautelosos con las nuevas variantes de la enfermedad que aún están surgiendo; dijo el domingo el gobernador Andrew Cuomo.

La tasa de nuevos casos positivos ha descendido durante 23 días consecutivos, "una tendencia significativa"; explicó Cuomo. La tasa de positividad del sábado fue del 4,4%.

"Ha sido positiva con la forma como manejamos el aumento de las festividades"; dijo Cuomo a los periodistas durante una video conferencia de prensa. "Pero no podemos relajarnos del todo".

Dijo que las llamadas "variantes de interés" del Reino Unido, Brasil, Sudáfrica y otros lugares podrían cambiar la trayectoria de la pandemia de COVID-19 en el futuro.

El comisionado de Salud de Nueva York, el Dr. Howard Zucker, dijo que el estado ha analizado más de 3.000 especímenes para las variantes desde el 23 de diciembre y examinado más de 6.000 desde que comenzó la pandemia el año pasado. No se han encontrado casos de la variante hallada en Sudáfrica o Brasil en Nueva York, pero el estado ha identificado 44 casos de la variante del Reino Unido, dijo Zucker.

De los 243.066 resultados de la prueba COVID-19 registrados por el estado el sábado, 10.793 fueron positivos, según las últimas cifras publicadas el domingo. Esos nuevos casos incluyeron 992 en el condado de Nassau y 1.014 en el condado de Suffolk.

A pesar de que la cantidad de casos en Long Island ha disminuido constantemente en las últimas semanas, todavía tiene el promedio de positividad de siete días más alto de todas las regiones del estado con 6.3%.

Coronavirus deja 35.178 muertes en Nueva York

Hubo 138 muertes atribuidas al COVID-19, lo que eleva el total del estado a 35.178. Once de los pacientes eran del condado de Nassau y 13 del condado de Suffolk.

Los sitios de distribución de atención médica de Nueva York han recibido 1.554.450 primeras dosis y ya administraron el 88%, o 1.361.212 vacunas de primera dosis, y el 73% de la primera y la segunda dosis; señaló Cuomo.

La tormenta invernal en Nueva York retrasa las rondas de vacunaciones anti-coronavirus

La severa tormenta invernal que se espera azote el estado el lunes cerrará los centros de vacunación operados por el estado, incluidos los de la Universidad Stony Brook y Jones Beach, anunció Melissa DeRosa, una de las principales asistentes de Cuomo, el domingo por la tarde.

Aquellos con una cita cancelada recibirán un correo electrónico o mensaje de texto con una hora actualizada para esta semana, agregó.

Cuomo señaló datos que mostraban que algunos trabajadores hospitalarios afroamericanos y latinos se muestran reacios a recibir la vacuna COVID-19. De todos los trabajadores elegibles en la primera categoría de vacunación, el 70% son blancos, el 17% afroamericanos, el 8% hispanos o latinos y el 11% asiáticos. De este grupo, el 63% de los que recibieron la vacuna eran blancos, el 10% eran afroamericanos, el 10% eran hispanos o latinos y el 16% eran asiáticos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!