Enfermedades como el cáncer, las úlceras gástricas, el estreñimiento o la anemia pueden mejorar mucho si se aumenta el consumo de zumos de hortalizas y frutas frescas varias veces al día, por los aportes nutricionales de estas bebidas, entre ellas las vitaminas y los minerales que necesita el organismo humano para sanar y prevenir enfermedades.

Jugo de col

La col cruda, por ejemplo, es un excelente vegetal para preparar ensaladas, y su jugo es muy rico en vitaminas, clorofila, magnesio y otros minerales. Por su poder cicatrizante el jugo de col fresca y cruda se ha usado con éxito para curar úlceras de estómago.

Los nutricionistas que apoyan la medicina natural recomiendan mezclar el jugo de col con un poco de jugo de zanahorias o de manzanas. Es importante tomar en cuenta que la col cocida pierde casi todas sus propiedades, y es más conveniente comerla cruda, ya sea en ensaladas o en forma de jugos.

Jugo de perejil

El perejil, rico en hierro y otros minerales, es la fuente vegetal de vitamina A, y contiene también mucha vitamina C, además de vitaminas B y E. Se prepara colocando las hojas y tallos de perejil en la licuadora, al mezclarse se obtiene un jugo de color verde clorofila. Esta bebida actúa en el cuerpo humano como un gran desinfectante natural.

El zumo de perejil solo es muy fuerte, y lo más indicado es utilizarlo para enriquecer a otros jugos.

Apio, zanahorias y un poco de perejil mezclados en la licuadora son un saludable batido.

Jugo de espinacas

Ricas en hierro y clorofila, las espinacas contienen vitamina A y B, especialmente B2; además de grandes cantidades de vitamina E. El jugo de espinacas crudas es una excelente fuente de vitaminas y minerales, pero su sabor es muy fuerte, por lo que conviene mezclarlo con otros jugos.

Partes iguales de espinacas, zanahorias y apio constituyen una excelente combinación nutritiva.

Jugo de berros

Contiene prácticamente todas las vitaminas y minerales necesarios para el organismo humano, pero al igual que el jugo de perejil y el de espinacas, tiene un sabor demasiado fuerte, por lo que conviene mezclarlo en pequeñas cantidades con otros jugos, como el de zanahoria o apio.

Para extraerlo se colocan en la licuadora los tallos y las hojas.

Jugo de limón con yogur

Ésta es una bebida infalible contra la sed, a la vez que un óptimo tónico para el estómago y los intestinos. Se prepara mezclando el zumo de limón con un yogur natural, removiendo bien hasta convertirlo en un líquido homogéneo. Se puede tomar solo o endulzado con un poco de miel. Los naturistas también recomiendan mezclar yogur con zumo de naranja y zanahorias para una deliciosa y nutritiva bebida.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!