El capítulo 104 de Dragon Ball Super [VIDEO] se ha estrenado y con ello observamos que episodio a episodio, los queridos, odiosos o interesantes personajes que compiten en el torneo de fuerza, logran lucirse y mostrar de qué están hechos (como para ir formando una quiniela, si no se supiera que Gokú ganará).

Hit, un gran rival

En el último capítulo, Hit fue el indiscutible protagonista, el cual nos mostró sus capacidades como asesino frente a uno de los integrantes de las Tropas del Orgullo del Universo 11 (cabe resaltar que también ya quedan muy pocos de este universo) Dyspo y él se enfrentaron, siendo el casi gemelo de Bills, un gran oponente en contra del salto en el tiempo de Hit.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Anime

Le dio sus buenos golpes, pero al final, el ingenio del asesino casi logra que este perdiera su participación en el torneo. Pero fue salvado de caer gracias a uno de sus compañeros, el cual además de ayudarlo, decidió pelear a su lado en contra del luchador del Universo 6, para hacer un 2 vs 1; ante la mirada molesta de Califula y Kale [VIDEO], las cuales siguen recuperándose de sus heridas.

Sin embargo, cuando todo parecía perdido para Hit, aparece Gokú a ¿Salvarlo? (aunque dijo que no lo estaba salvando), mostrando nuevamente su transformación de Super Saiyayin God (¿Cómo lo hizo? ¿Cómo lo logró sin 5 saiyans dándole poder? ¿Otro vacío de la trama de Toriyama? ¿Nos lo explicarán?) Y todo esto, según Wiss, para ahorrar poder y ki. La transformación duró poco, y al final, fue Hit quien terminó el trabajo sucio, logrando sacar a al menos uno de sus oponentes. Entre regodeos de Champa y Bills. Al final, ambos rivales acordaron verse más tarde para poder pelear (supongo que esperan acabar con todos para pelear con mayor libertad, porque así son de raros los guerreros de esta serie)

Las Tropas del Orgullo

Ya solo quedan 3 integrantes del universo 11, pero tal parece que Las Tropas del Orgullo también tienen su estrategia, y de hecho, han llegado al punto en que su mayor prioridad es mantenerse con vida y luchar aunque sea por sus propios intereses, tal y como lo mostró Toppo, en su mirada y en lo que dijo a Dyspo.

Por el momento se retirarán mientras este se recupera, y pese a que pareciera que están a punto de perder, su Dios de la Destrucción y respectivo Kaio Shin, permanecen tranquilos sabiendo que los que quedan son los más fuertes: Toppo y el misterioso (y mal encarado) Jiren.

Aún falta un poco más para que estos dos peleen, seguramente será algo increíble. Toriyama, complace nuestras expectativas, por favor.