4

Netflix sorprende una vez más con su creciente catálogo de contenido original para su servicio de streaming en línea.

Death Note, un intento más americana a un anime

El día de hoy se estrenó lo que es la adaptación americana del muy querido y valorado manga y posteriormente anime "Death Note", siendo un nuevo intento por Hollywood de adaptar este tipo de contenido, algo que hasta la fecha no ha sido bien logrado, así que, ¿Death Note es la tan esperada salvadora adaptación de anime a película americana o es un bodrio más al puro estilo de Dragon Ball Evolution [VIDEO]? La respuesta corta es, ni una ni otra, más bien el intento queda en un término medio, que seguramente a los más puristas al anime seguramente odiarán, pero al público general puede llegar a parecerles bastante aceptable y un entretenimiento aceptable con ideas interesantes, un buen intento pero hasta ahí.

Personalmente, hace menos de un año me acerqué al anime, puesto que había escuchado mucho de ella pero realmente no me había dado tiempo de checarla, hasta que finalmente una tarde la comencé, y quedé enganchado de manera inmediata, pues era una propuesta fresca y al no saber realmente de que trataba más que de una libreta a la cuál al escribir el nombre de alguien, está persona moría, quedé sorprendido principalmente por el personaje principal: Light Yagami. Posteriormente, al irme adentrando en la trama y conocer al resto de jugadores de lo que sería una serie sobre un juego de gato y al ratón, continué sorprendiéndome por el resto de los personajes y de lo bien escrita que estaba esté anime. Caso contrario a la adaptación americana (puesto que ya existe una adaptación japonesa live action).

Y es ahí uno de los puntos principales a los cuales en comparación esta película no llega a cumplir cuando es comparada con el anime, los personajes, eso y la decisión de contar la historia de 37 episodios y reducirla a una cinta de unos 90 minutos aproximadamente, que no nos da tiempo de encariñarnos con los personajes, de entender la filosofía de ellos y el debate que existe, pues a simple vista es sobre el bien y el mal, pero en esta versión, lo que son personajes complejos con motivaciones fuertes en el anime, quedan como meros artífices de una trama que queda muy resumida y por lo mismo pierde su fortaleza, pues realmente no da tiempo de meterte en la trama ni sentir esa emoción de esperar algo inesperado, lo cual si llega a pasar en su versión animada japonesa.

Aunque la trama principal es seguida y la idea se mantiene, el personaje de Light Turner (en esta adaptación), es cambiado radicalmente con respecto a su versión animada, pues mientras en el anime se nos presentaba como alguien que sabía que hacer desde un principio al ser presentado con la libreta de la muerte, y realizar cada uso de ella con pasos muy cautelosos y siempre un paso adelante de todos los demás, en esta cinta se nos presenta en un principio como el típico nerd bulleado de la escuela que al encontrarla decide castigar a los que lo merecen, mientras su contraparte animada, buscaba un mundo utópico sin mal, llegando a enloquecer de poder con el paso del tiempo y obsesionarse con la idea de ser una especie de Dios.

Además, otro de los cambios principales en la trama, es que la adaptación involucra más una historia de amor, entre Light y Mia (Misa en el anime), volviéndolo su foco principal y motor de la trama, siendo que en está versión Mia, sea la que lleve más lejos el uso de la Death Note y a lugares más oscuros de lo que es Light. Por otro lado, también es fallida la interpretación del personaje de L, el detective que en ambas versiones es quien cuenta con una gran inteligencia al igual que Light, al ser su igual pero del otro lado de la moneda, siendo que en está adaptación, solo se muestra como alguien muy intuitivo pero muy dejado llevar por sus emociones, mientras que en el anime, difícilmente perdía los estribos, y también sus extravagantes manerismos y porte, llegan a ser muy caricaturescos y exagerados en la versión de Netflix.

Puntos negativos de esta película

Considero que fue un error el resumir tanto la historia, pues uno de los puntos más interesantes del anime y el manga es el que conocemos más sobre lo que es la Death Note y los Demonios (shinigamis), el inframundo, etc. Quedando casi omitido toda esa parte, con excepción de Ryuk (el shinigami dueño de la Death Note), quien en está adaptación se ve más como un agente de caos que un agente de la muerte aburrido y curioso con respecto a los seres humanos. También conocemos menos y no hay impacto casi en las muertes que vemos, mientras que en el anime, no nos gustaba saber quién podría ser el siguiente en morir. Otro punto negativo son los personajes como lo dije anteriormente, haciendo a un lado que los actores sean americanos, tanto el guión como la interpretación fueron fallidas, realmente el único personaje que se salva es Ryuk, y eso por la voz de Willem Dafoe.

Conclusión

Y aunque en está reseña estoy haciendo sonar como que no me gustó nada la adaptación o que no hubiera nada positivo, sí lo hay, pues la película es entretenida, y en mi caso personal, al haber visto el anime, siempre me preguntaba cómo adaptarían ciertos elementos, y terminé viendo la cinta como una versión diferente de lo que vi antes, y aunque a mí gusto, sí americanizaron mucho la historia y la volvieron muy material comercial, no creo que sea un fracaso total, pues como lo comente anteriormente, posiblemente al público en general se les haga un thriller entretenido, con ideas interesantes con un mayor potencial, mientras que tristemente para la mayoría de fanáticos y más en está era del internet que nada les gusta, la odiarán irrevocablemente. Yo me esperaba más, sin embargo no estuve ni cerca de odiarla, le doy una calificación de 6.5 sobre 10.